El próximo 2 de abril se cumplirán seis meses desde que se llevara a cabo el corte del suministro eléctrico en dos de los seis sectores de la Cañada Real Galiana, afectando a 4.500 personas, entre las que se encuentran más de 1.800 niños y niñas. Sin decisiones políticas que logren resolver el problema, la situación es denunciada por varios organismos internacionales, incluyendo a las Naciones Unidas.

“¿Existe alguna justificación para que cientos de niños y niñas residentes en Madrid lleven seis meses sin luz? Desde otoño hasta ahora están padeciendo una situación insostenible: han sufrido una ola de frío y nieve histórica y se ha vuelto una rutina ducharse calentando el agua en ollas o alumbrarse con linternas para estudiar», señala Catalina Perazzo, directora de Sensibilización y Políticas de Infancia de Save the Children.

«Con estas carencias, no es posible mantener las medidas de higiene recomendadas para evitar la propagación de Covid-19”, indica Perazzo, quién señala que ademas “las consecuencias socioeconómicas derivadas de la pandemia, que siguen prolongándose, golpean especialmente a estas familias, que ya vivían previamente en situación de vulnerabilidad”, añade.

La organización ha constatado sobre el terreno que esta situación está provocando graves problemas en la salud física y mental de las familias afectadas, así como dificultando el desarrollo y el aprendizaje de los niños y las niñas.

“Vivir sin luz es como vivir sin aire. Para los niños es muy difícil porque pasan muchísimo frío”, cuenta Gisela, residente en la Cañada real y abuela de un niño de dos años y una niña de pocos meses. “Por mucho que quieran sacar a la gente de aquí es que no tienen dónde ir. No tienen piso, no tienen dinero, ¿dónde va a ir la gente? ¿A la calle?”, añade Perazzo.

Reda tiene 11 años y es uno de los casi 2.000 menores de edad que viven en la Cañada Real. “No nos viene la luz y nos sentimos muy agobiados porque solo podemos estar en una parte [de la casa] porque en la otra pueda que haga mucho frío. Tengo hermanos pequeños y algunas veces se asustan al no haber luz. Sin luz no podemos vivir”, asegura.

Recogida de firmas

Save the Children pide a todos los partidos políticos que se presentan a las elecciones del 4 de mayo en la Comunidad de Madrid que prioricen la búsqueda de soluciones para estas familias y que se les restablezca el suministro eléctrico cuanto antes.

Con el objetivo de aumentar el apoyo social y la presión ante las administraciones implicadas, la organización mantiene activa una recogida de firmas a través de su web para pedir el restablecimiento de la luz en la Cañada Real. Ya son más de 38.000 las personas que la han firmado.

3 Comentarios

  1. un drcho es algo qe se necesita para sobrevivir en condiciones normales y elementales
    y desarrollarse como ciudadania y persona, no es un palabro sin mas

DEJA UNA RESPUESTA