En lo que llevamos de año ya son seis las personas que han perdido la vida en festejos de «bous al carrer» en la Comunitat Valenciana, una cifra que se acerca al macabro récord del año 2015 cuando fueron siete las vidas que se cobraron este tipo de fiestas.

Eso motivó que la Generalitat estableciera una normativa de festejos taurinos tradicionales mucho más completa en materia de seguridad, tanto para los participantes y espectadores como para los propios animales.

Tras retornar los festejos taurinos en septiembre de 2021, después de la limitación de la celebración de actos multitudinarios en todo el país con motivo de la pandemia, este primer verano de nuevo con fiestas de «bous al carrer» está siendo el peor que se recuerda desde 2015.

Seis muertos en los 'bous al carrer' de la Comunitat Valenciana acercan la cifra a la de su año más negro / Imagen: Europa Press
Seis muertos en los ‘bous al carrer’ de la Comunitat Valenciana acercan la cifra a la de su año más negro / Imagen: Europa Press

Tres fallecidos en julio y otros tres en agosto

A mediados de julio fallecieron tres personas en apenas 24 horas por cogidas en Meliana, Picassent y Pedreguer. En Pedreguer, un hombre de 64 años murió tras nueve días ingresado en el Hospital de Dénia tras sufrir una cornada. El segundo fallecido fue un ciudadano francés de 50 años en Meliana y el tercero uno de 56 años, de Albacete, por un traumatismo tras una cogida en Picassent una semana antes.

El pasado 5 de agosto un joven de 18 años perdía la vida también en los bous de la localidad castellonense de Soneja. La quinta víctima mortal de este año ha sido un joven de Almansa (Albacete) en la localidad valenciana de Vallada, al que una vaquilla volteó y pasó por encima causándole la muerte.

Este fin de semana se producía la sexta muerte por los ‘bous al carrer’ en la Comunitat Valenciana en 2022. Se trataba de un hombre, vecino de Almedíjar, que perdió la vida a consecuencia de las heridas que sufrió tras ser cogido la semana pasada por un toro durante los festejos taurinos de la localidad castellonense.

Los menores no tienen permitida la participación en los festejos taurinos

Este lunes la localidad valenciana de Náquera ha cancelado sus actos taurinos después de que dos menores de 16 años participaran en el embolado de un toro en la noche del pasado sábado, ya que los menores no tienen permitida la participación.

Sin embargo, este no es el único caso que contó con menores entre sus participantes. El pasado mes de julio un menor de 12 años resultó herido de gravedad al ser corneado en el tórax por una vaquilla en la localidad valenciana de Puçol y tuvo que ser intervenido de una herida que le afectaba al hígado y los riñones.

DEJA UNA RESPUESTA