Hasta ahora se han emitido cuatro capítulos de los seis que componen la serie «Los Borbones: una familia real»: «Una familia real», «Los Borbones y el dinero», «Los Borbones y las mujeres» y «Los Borbones y Letizia». La serie, dirigida por el creador Aitor Gabilondo y la periodista Ana Pastor, y coproducida por Atresmedia, Newtral y Alea Media, contiene imágenes y testimonios de gran impacto e interés público.

A la vista de los cuatro capítulos emitidos hasta la fecha resulta evidente que «Los Borbones» no es tan neutral como el nombre de una de sus productoras. El republicanismo carece de voz alguna en la serie y la presunta autocrítica periodística es más de lo mismo, tal y como asegura LÚH!.

La serie sobre la Familia Real no surgió antes porque en España ha habido una protección y un intento de opacidad continuo de los que la clase periodística debe hacer una autocrítica clara, tal y como aseguraba Ana Pastor en una rueda de prensa.

La serie "Los Borbones" se estrena sin un atisbo de crítica o neutralidad
La serie «Los Borbones» se estrena sin un atisbo de crítica o neutralidad

Por su parte, Aitor Gabilondo considera que «durante muchísimos años, por razones algunas comprensibles y otras menos, se ha protegido a la Familia Real, y creo que ha llegado el momento de hablar para devolver ese resentimiento que hay en la generación de la Transición, que tuvo que confiar en alguien para empezar una nueva etapa, confió en el rey Juan Carlos y se ha llevado una decepción tremenda con él».

Tanto Ana Pastor como Aitor Gabilondo conocen bien esa «clase periodística» y «generación de la Transición» de la que hablan. Pastor es la mujer de Antonio García Ferreras, actual director de laSexta, y Aitor Gabilondo es sobrino de Iñaki Gabilondo. Ferreras y Gabilondo coincidieron en lo más alto de la Cadena SER en la segunda mitad de los noventa y la primera mitad de los 2000, cuando García Ferreras ya era director de la SER y Gabilondo dirigía y presentaba en la misma cadena de radio el programa «Hoy por hoy».

Iñaki Gabilondo y Antonio García Ferreras no fueros ajenos a la opacidad que amparaba a Juan Carlos I

En esa época Juan Carlos I vivía la etapa más plácida de su reinado, amparado por una opacidad de la que Iñaki Gabilondo y Antonio García Ferreras no fueron ajenos.

Aitor Gabilondo opina sobre la generación de su tío Iñaki Gabilondo que: «Venían del franquismo, eran gente ingenua, modesta, con ilusiones… Había que creer en algo e intentaron creer en Juan Carlos, que al final ha sido, a mí me gusta decir, el Lance Armstrong de la monarquía: tramposo, mentiroso…».

Pero no todos los periodistas hicieron lo mismo que Ferreras y Gabilondo. Dos periodistas: Pepe Rei (editor) y Rebeca Quintáns (autora bajo el pseudónimo de Patricia Sverlo)  publicaron el libro «Un rey golpe a golpe. Biografía no autorizada de Juan Carlos de Borbón»(Ardi Beltza, 2000).

Para lo que hubo sitio y para lo que no en la serie

El libro, dedicado «a todos los antifascistas que dieron su vida defendiendo la República y el poder surgido de las urnas en 1936, frente a los golpistas de Franco, que, con los años, nombraron como sucesor suyo a Juan Carlos I, actual rey de España», no encontró ningún eco ni en la SER ni en ningún otro medio, y la revista Ardi Beltza acabó cerrada y Pepe Rei encarcelado. Tampoco ha encontrado más eco en la serie «Los Borbones: una familia real».

En la serie tampoco hubo sitio para lo publicado en «Hasta la coronilla. Autopsia de los Borbones» (Txalaparta, 2008), de Iñaki Errazkin ni para lo publicado en «Juan Carlos I, el último Borbón» (Styria, 2008), de Amadeo Martínez Inglés, pero sí para algunos de los principales protagonistas del pacto de silencio que rodeó a Juan Carlos I durante su reinado: Iñaki Gabilondo; la biógrafa oficial de Sofía de Grecia, Pilar Urbano; el periodista Fernando Ónega, clave del tardofranquismo y del régimen del 78, y el periodista José Antonio Zarzalejos, periodista tan vinculado a Juan Carlos I que fue quien publicó la primicia de su abdicación.

Rebeca Quintáns que no está viendo la serie, ha asegurado este jueves a LÚH! que «viendo con quién han contado, todo apunta a un blanqueamiento de la monarquía, dejando algunas manchitas grises para disimular».

1 Comentario

DEJA UNA RESPUESTA