Las denuncias en el entorno laboral pueden tener un profundo impacto en el bienestar y la eficiencia de una empresa. De ahí la importancia de saber y poder gestionarlas de una forma efectiva y satisfactoria para los implicados. ¿Cómo lo podemos conseguir? La implantación de un canal de denuncias para empresas se ha convertido en una herramienta esencial para garantizar un ambiente de trabajo saludable.

Por motivos prácticos, pero también por razones normativas. Sobre este último punto, la legislación española presta especial atención a la disponibilidad de canales de denuncia dentro de las empresas. No en vano, el pasado 13 de marzo de 2023 entró en vigor en España la Ley 2/2023 de protección del Informante, que obliga a las empresas de más de 50 trabajadores a disponer de un canal de denuncias para que los empleados puedan informar de cualquier delito relacionado con el lugar de trabajo.

Según explican desde Sesame HR, empresa que cuenta con software para implantar un canal de denuncias en las empresas, los plazos de implementación son los siguientes:

  • 13 de junio. Para empresas de 250 o más trabajadores; Administración Pública.
  • 1 de diciembre. Para compañía entre 249 y 50 empleados; y municipios de menos de 10.000 habitantes.

La puesta en marcha de estos canales es fundamental para garantizar un entorno de trabajo ético y seguro para los empleados. Las personas encargadas de llevar a cabo esta instalación deben tener en cuenta la importancia de la protección de datos y la gestión adecuada de información sensible dentro de estos sistemas.

Cómo instalar un canal de denuncias dentro de la empresa:

Uno de los aspectos clave en la creación de un canal de denuncias eficaz es la elección del software adecuado. Sesame HR es una solución innovadora que simplifica este proceso. Algunas de las características esenciales que debe tener un canal de denuncias eficiente incluyen la capacidad de mantener la confidencialidad, garantizar el anonimato, gestionar la información sensible de manera segura y brindar una interfaz fácil de usar para los empleados.

Además de todo lo anterior, las empresas, administraciones u organización también pueden seguir una serie de pasos que le van a permitir llevar a cabo una correcta implantación de este canal interno de denuncias.

Una de ellas es la elección de la forma de comunicación de la denuncia. Al respecto, es posible hacerlo por email, a través de la plataforma digital, teléfono… Los medios son diferentes y variados, y es importante definirlo. De cualquier forma, un software como el de Sésame centraliza toda la información y garantiza el anonimato.

Otro punto no menos importante es el nombramiento de una persona o equipo responsables de la gestión del canal. Quienes asuman este rol deberán actuar con independencia respecto a otros órganos de la organización.

Asimismo, es recomendable establecer una guía de uso del canal de denuncias para que no se convierta en un repositorio de quejas. Definir claramente quienes pueden utilizar el canal de quejas, las vías de comunicación, los hechos que se pueden denunciar, la forma de presentación o los derechos que tienen los implicados son algunos de los aspectos que debería abordar esta guía corporativa.

Beneficios del canal de denuncias:

Implementar un canal de denuncias en la organización tiene enormes beneficios, que influyen tanto desde el punto de vista económico como desde el no menos importante ambiente laboral. Algunos de ellos son:

  • Fomenta la transparencia y la ética empresarial: Un canal de denuncias crea una cultura de transparencia en la empresa, lo que puede prevenir irregularidades y garantizar un comportamiento ético en la organización.
  • Protección de los empleados: Estos canales ofrecen un medio seguro para que los empleados presenten denuncias, protegiéndolos de represalias y fomentando la confianza en la empresa.
  • Prevención y detección temprana de problemas: Permiten identificar problemas y riesgos de manera temprana, lo que puede ahorrar costes significativos a largo plazo.
  • Cumplimiento normativo: Respetar la legislación sobre canales de denuncia es esencial para evitar sanciones y mantener una buena reputación corporativa.
  • Mejora la productividad: Un entorno laboral libre de irregularidades y conflictos tiende a ser más productivo, lo que beneficia tanto a los empleados como a la empresa.

Como hemos visto, la implementación de un canal de denuncias en una empresa es una estrategia fundamental para garantizar la ética, la seguridad y la productividad en el lugar de trabajo. La legislación española exige que las empresas cumplan con esta normativa, y Sesame HR proporciona la solución necesaria para hacerlo de manera eficaz. La inversión en un canal de denuncias no solo es un cumplimiento obligatorio sino también una inversión en el éxito a largo plazo de la empresa.

En un mundo empresarial en constante evolución, mantener una cultura basada en la seguridad y confianza es esencial. El software de Sesame HR se ha posicionado como el aliado ideal para lograrlo, facilitando la implementación y gestión de canales de denuncia eficaces. Con Sesame HR, todas las empresas están un paso más cerca de construir un entorno laboral donde los empleados se sientan protegidos y respetados.

DEJA UNA RESPUESTA