0Shares

Por Javier Cortines[1]

Decenas de miles de soldados estadounidenses y surcoreanos, apoyados por la maquinaria bélica más sofisticada, comenzaron el lunes, 21 de agosto, los ejercicios militares que Washington y Seúl celebran anualmente en el Sur y que Corea del Norte considera una grave provocación para la paz y laestabilidad de la península coreana.

Dichas maniobras bélicas, como las denomina Pyongyang, han sido bautizadas este año con el nombre de “UlchiFreedom Guardian” y se desarrollarán hasta el 31 de agosto. Si Corea del Norte se atreve a atacar las costas de la isla estadounidense de Guam lo hará, según los expertos, durante los diez días que dura dicho entrenamiento militar.

En los ensayos castrenses participan 17.500 militares estadounidenses, incluidos 3.000 que llegaron desde fuera de la península coreana. Poco antes de iniciarse el despliegue, aterrizaron en Corea del Sur, procedentes de Guam, varios bombarderos B-1B, con capacidad nuclear, según informó la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

Los ejercicios militares de este año son la 49 edición desde 1968. Las maniobras son parte del Acuerdo de Defensa Mutua firmado entre Seúl y Washington en 1953, al término de la guerra civil coreana.

El líder norcoreano Kim Jong-un está sopesando en estos momentos la conveniencia de lanzar o no cuatro misiles de alcance medio largo Hwasong- 12 sobre las costas de Guam, para crear “un gran fuego envolvente alrededor del enclave”. El objetivo de ese ataque sería neutralizar las bases que EEUU tiene allí, a saber: La Base Aérea de Andersen, donde están los bombarderos B-1B, y la Base Naval de Guam.

China, que cada día se aleja más de Pyongyangy apuesta por las jugosas y pragmáticas relaciones económicas con EEUU, se ha unido a las sanciones de la ONU contra el país comunista (por el desarrollo de su programa nuclear) y ha prohibido las importaciones de plomo, carbón y marisco procedentes de Corea del Norte. Esto supone un duro golpe al régimen de Kim Jong-un, y a su principal fuente de riqueza, la industria minera.

Durante el “UlchiFreedom Guardian” se ensayan las maniobras que se realizarían si estalla una guerra con Corea del Norte. Aunque se intenta propagar la idea de que Pyongyang es un perro que ladra mucho y muerde poco, existe un alto grado de preocupaciónen la región, principalmente en Guam, (isla que está a unos 3.500 kms. de Corea del Norte y “puede ser alcanzada por los misiles norcoreanos en 14 minutos”).

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, ha afirmado que “la amenaza sobre Guam ha elevado las tensiones regionales como nunca antes”.

Los analistas coinciden en que los misiles norcoreanos, en el caso de ser lanzados, serían destruidos “ipso facto” por el sistema defensivo estadounidense, que incluye el escudo antimisiles THAAD (Sistema de Defensa Terminal Aérea a Gran Altitud). El siguiente paso sería el bombardeo, incluso nuclear, de Pyongyang.

El presidente chino, Xi Jinping, y el líder surcoreano, MoonJae-in, han pedido contención a Donald Trump, personaje de dudosa salud mental, para que no desate “una furia y un fuego nunca vistos contra Corea del Norte”. Corea del Sur, que registró unos elevadísimos niveles de pobreza tras la guerra civil coreana (1950-1953), goza ahora de un privilegiado estatus económico y de una renta per cápita que supera a la española.

Por su parte el gobernador de Guam, Eddie Baza Calvo, ha tranquilizado a la población de la isla, de 160.000 habitantes, y del cercano archipiélago de Las Marianasdel Norte, cuya capital es Saipán[2], afirmando que “estamos preparados ante cualquier eventualidad, incluso mejor que cualquier otra comunidad de Estados Unidos”.

Corea del Norte ha reiterado que estaría dispuesta a negociar su programa nuclear si Estados Unidos y Corea del Sur desmantelan las ojivas nucleares que apuntan a sus ciudades y si Washington y Seúl dejan de practicar los ejercicios militares que realizan desde hace décadas.

Y vuelve a cantar Quiquiriquí el Noble Gallo Beneventano para recordar la célebre Ley de Murphy que se basa en el siguiente adagio:“cuando algo es susceptible de empeorar, empeorará”.

[1] Javier Cortines trabajó como periodista en Corea del Sur, conoce Corea del Norte y ha viajado en numerosas ocasiones a la frontera intercoreana.
[2] Las Islas Marianas (Guam era una de ellas) pertenecieron a España hasta la desastrosa guerra hispano estadounidense de 1898. En esa fecha, las catorce islas del archipiélago, diez deshabitadas, fueron vendidas a Alemania. En la actualidad pertenecen a Estados Unidos.Saipán tiene 60.000 habitantes.
0Shares

Deja un comentario