En el mes de febrero, la plataforma ya alertó de las maniobras de este grupo de presión «sin entidad legal conocida» creada por dos asociaciones muy vinculadas al lobby minero-energético a través de la realización de seminarios y la elaboración de informes para «blanquear» las actividades de la patronal extractiva y del negocio de las renovables: la «Asociación para la transición energética» y el «Instituto de la Ingeniería de España».

Sí a la Tierra Viva denuncia que las interferencias del GEMPE/C buscan abrir las puertas de la Administración a la mercantil Quantum Minería desde la opacidad y «fuera del procedimiento reglado» / Lisa Fotios

Ahora, Sí a la Tierra Viva ha hecho pública una vez más su «honda preocupación» ante los intentos del autodenominado Grupo Español de Materias Primas Estratégicas/Críticas (GEMPE/C) de «presionar e interferir» en el procedimiento administrativo que dirime sobre la conveniencia o no de otorgar la licencia para explorar tierras raras a la mercantil Quantum Minería en Ciudad Real, una situación que «pone en evidencia la vulnerabilidad de vecinos y autoridades frente a prácticas manipulativas que buscan únicamente favorecer los intereses comerciales de una empresa amiga».

En este sentido, denuncian que a los largo de los últimos meses, este grupo «fantasma» y «sin entidad legal conocida» y vinculado al lobby minero-energético y a sus campañas de «greenwashing» o lavado verde a través de jornadas y seminarios, ha mantenido contactos y reuniones privadas con alcaldes y representantes políticos de distintos estamentos oficiales de Castilla-La Mancha promocionando el plan de la empresa en una actuación que, al margen del procedimiento reglado, «deja en una situación de clara indefensión a la ciudadanía afectada por los planes extractivos de la mercantil en la provincia de Ciudad Real».

Así, la plataforma ha tenido conocimiento de que la «presidenta» de este supuesto «colectivo», Yolanda Moratilla, promocionada en sus intervenciones públicas como «académica de número de la Real Academia de Doctores de España» y profesora de la universidad privada de Comillas entre otros cargos, «está remitiendo cartas a alcaldes y manteniendo u ofreciéndose a mantener reuniones con representantes políticos en la más completa opacidad repitiendo punto por punto el argumentario de la mercantil minera».

Según denuncia el colectivo en estas reuniones el GEMPEC está falseando datos como que la Unión Europea dejaría de depender de China en materia de tierras o que el Campo de Montiel es la única zona que las alberga en la UE, omitiendo al mismo tiempo de manera intencional los múltiples impactos negativos de esta actividad extractiva, y llegando a afirmar que la monacita estudiada en la zona «está libre de minerales radioactivos» cuando hasta el propio Consejo de Seguridad Nuclear ha dejado claro en sus informes que las actividades de proyectos que impliquen la concentración de mineral de tierras raras «son susceptibles de generar un impacto radiológico para los trabajadores, el público y el medio ambiente» por la presencia de elementos radiactivos como el torio y el uranio en la matriz mineral.

«Con un cinismo sin límites, esta pseudoentidad, que se afirma nacida para ‘ejecutar las recomendaciones’ de un ciclo de mesas redondas sobre materias primas críticas colgadas en Youtube, oculta de manera interesada que el proyecto de investigación minera es la antesala de un proyecto de explotación que puede afectar a miles de hectáreas en la provincia y traer a Ciudad Real una ‘cadena de valor’ que los expertos consideran a día de hoy como una de las actividades más contaminantes del planeta, que necesita inmensas cantidades de agua dulce en una zona azotada desde hace años por una pertinaz sequía y que puede poner en riesgo el tejido socioeconómico de un área que cuenta con denominaciones protegidas de primer orden a nivel nacional e internacional y una biodiversidad de referencia en la península ibérica», ha explicado la plataforma.

Por eso, y ante la gravedad de los hechos, Sí a la Tierra Viva ha tomado la decisión de denunciar ante la Oficina del Defensor del Pueblo «una situación y una injerencia que compromete la imparcialidad y transparencia que deben regir en la toma de decisiones públicas» en tanto en cuanto un grupo de presión -el autodenominado «GEMPE/C»- está contactando a alcaldes y otros representantes políticos «para recomendar que aprueben un proyecto minero en el que no participan directamente, pero que beneficia a una empresa cercana a sus intereses».

Sobre esto, la asociación considera inaceptable que «a través de tácticas torticeras se intente manipular la voluntad de los políticos a puerta cerrada, primando el negocio privado de Quantum Minería frente al bienestar de la comunidad y la protección del medioambiente, en unas acciones que ponen en peligro la integridad del proceso administrativo y la confianza en las instituciones».

Por este motivo recuerdan una vez más que «la aprobación de proyectos de investigación o explotación minera sin un adecuado análisis de su impacto ambiental y social representa una amenaza para la población residente y los ecosistemas» por lo que «resulta imprescindible que las decisiones de gobernanza se basen en criterios de sostenibilidad y respeto a las comunidades afectadas, más en este caso cuando el proyecto de la mercantil promotora carece de licencia social y ha sido reiteradamente rechazado por la ciudadanía.

En esta línea, Sí a la Tierra Viva hace una llamamiento tanto a la sociedad civil como a la clase política a estar alerta y a impedir cualquier intento de presión o manipulación que busque subordinar el interés público al interés privado. Por eso insta a las Administraciones, y de manera especial a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, a actuar «con integridad, independencia y en defensa del bien común, rechazando de manera categórica cualquier forma de influencia indebida».