El viernes 22 de enero Andalucía sumó 7.816 casos de coronavirus. El Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA) reportó un nuevo récord que se saldó con 50 muertes por coronavirus, solo 4 menos que el jueves. La región ha aumentado la incidencia de casos de Covid-19 por cada 100.000 habitantes a 795,9 en los últimos 14 días.

El propio vicepresidente de la Junta de Andalucía señalaba en su cuenta de Twitter el alza de casos, culpando a la gestión del Gobierno central. «Como el Sr. Illa está pensando en su futuro político más que en la pandemia, solo podemos pedir el autoconfinamiento», señalaba. Añadía además que «la situación es alarmante y necesitamos urgentemente más instrumentos para frenarla». Sin embargo, a pesar de estos desastrosos datos, la Junta de Andalucía ha permitido que aún se pueda esquiar en Sierra Nevada.

El gobierno del PP, siempre apoyado por Vox, permitieron la circulación entre provincias en diversas circunstancias, entre ellas -además de la caza- “la práctica de deportes de invierno de ocio sobre nieve o hielo, que se acreditará mediante la presentación del abono para utilizar los remontes -forfait- en una estación de esquí, previamente adquirido, siempre que no se proceda de municipio con cierre perimetral”.

A raíz de esta decisión, las imágenes que fueron difundidas este sábado -la mayoría de ellas fueron tomadas el 5 de enero- arrojan una vergonzosa situación que se vivió durante todo el mes de enero en Sierra Nevada. Largas colas de usuarios sin guardar la distancia de seguridad esperando para divertirse esquiando o haciendo snowboard.

Sierra nevada y las críticas 

Dada la absurda y peligrosa situación, las críticas no se han hecho esperar. El secretario general de Facua-Consumidores en Acción, no dudaba en criticar la situación: «El vicepresidente de la Junta de Andalucía quiere que creamos que no cierran toda la actividad no esencial y permiten viajar a Sierra Nevada para esquiar por culpa del Gobierno de España».

El diputado del PSOE en el Congreso Felipe J. Sicilia también indicaba que «el gobierno de la Junta de Andalucía le pone precio a la movilidad. El precio de un forfait para Sierra Nevada o el de una montería». «La derecha siempre ha pensando que las obligaciones se saltan pagando. Antes era el servicio militar, ahora la movilidad», señaló el diputado.

Tampoco faltó la crítica humorística, como la del usuario de Twitter Anacleto Panceto: «Un ardilla podría cruzar España con un abono para Sierra Nevada».