Por Adrián Juste de Al Descubierto
Rafael Ribó, el Síndic de Greuges de Catalunya, ha elaborado un informe donde recomienda a las administraciones públicas a investigar la posible presencia de la extrema derecha en los cuerpos policiales. En dicho documento, el Síndic ha pedido identificar posibles núcleos de ultraderecha en los Mossos d’Esquadra (la policía autonómica) y en policías locales.

También ha sugerido la colaboración entre el Ministerio de Interior y Defensa con los gobiernos catalán, vasco y navarro, que tienen policías autonómicas, y con los gobiernos municipales para extender esta operación por el resto de la geografía española, implicando así a la Policía Foral de Navarra y a la Ertzaintza del País Vasco.

Con ello, la recomendación de investigar a la extrema derecha se alarga también para la Ertzaintza y la Policía Foral de Navarra. No obstante, el Síndic también deja claro que la legislación y la norma actual no permite investigar a nadie por sus creencias ideológicas, por lo que sugiere partir del estudio de los casos de actuaciones incorrectas que pudieran vulnerar la “neutralidad política” de los cuerpos de seguridad, lo que podría justificar penalizar un hipotético sesgo ultraderechista.

El Síndic investigará con Interior la presencia de ultraderecha en 217 organizaciones policiales de Catalunya

El Síndic sigue el ejemplo de Alemania

El informe sigue la estela dejada por Alemania, donde a una conclusión similar se llegó en 2020 tras el incremento significativo de casos de actuaciones policiales donde existía un claro sesgo ultraderechista y tras la prueba de que militares formaban parte de grupos neofascistas. Esto llevó al Gobierno de Ángela Merkel a desmovilizar a toda una unidad de élite del Ejército.

En esta línea, el Síndic ha alertado de que en España se da un contexto similar. Para ello, ha puesto ejemplos como la firma de 181 militares retirados de una declaración de respeto y de desagravio sobre el dictador Francisco Franco o el caso de los chats de militares donde se pidió “fusilar a 26 millones de hijos de puta” y se hacía apología a un posible golpe de estado.

Refuerzo de mossos en julio y en el área de Barcelona

Así, en propias palabras del Síndic, tras los casos citados anteriormente, argumenta que abrió una actuación de oficio para estudiar la situación, concluyendo en el informe la propuesta a las administraciones públicas de investigar la presencia de extrema derecha en las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

A raíz de las declaraciones del Síndic de Greuges, el Departamento de Interior se habría comprometido ya a elaborar un estudio similar al alemán para evaluar las 217 organizaciones policiales existentes en Catalunya una vez se constituya el nuevo gobierno catalán.

El Ayuntamiento de Barcelona, capitaneado por Ada Colau (Barcelona en Comú) también habría aceptado este compromiso de coordinarse con el Departamento de Interior de la Generalitat para poner en marcha el estudio.

Al Descubierto

Necesitamos tu ayuda para seguir ofreciendo Contrainformación. No queremos depender de bancos, publicidad o grandes empresas. Si te gusta lo que hacemos, invítanos a desayunar una vez al mes para que podemos seguir ofreciéndote nuestro trabajo
¿Prefieres hacer un ingreso por tu cuenta? Aquí puedes hacerlo: Triodos Bank: IBAN - ES0714910001283000114479    

DEJA UNA RESPUESTA