Con la resaca electoral del 28A y las hipótesis sobre qué ocurrirá ahora con los cinco presos electos, los votantes del 1-O han irrumpido en la semana más breve del juicio para enarbolar la bandera del pacifismo y negar la violencia, de la que han responsabilizado en exclusiva a las fuerzas de seguridad.

Éstas son las cuatro claves de la semana:

– EL OTRO 1-O

Como si fuesen dos mundos totalmente diferentes, el tribunal ha escuchado esta semana una versión de lo que ocurrió la jornada del referéndum, la de los votantes, radicalmente distinta a la expuesta por los agentes hace semanas.

Todos ellos, la mayoría representantes públicos de ERC, han contrarrestado con un relato de pacifismo y no violencia el casi centenar de testimonios de insultos, agresiones, lanzamiento de piedras, resistencia y forcejeos de los agentes.

Porque, según han remarcado, se limitaron a protestar y manifestarse, sentados con los brazos en alto, con algunas lágrimas y mucho miedo, para defender que «votar no es delito» y sin intentar jamás agredir a los agentes pese a la «paliza» que les propinaron.

«Vinieron a por nosotros»; «nos apalearon»; «arrastraban a la gente por el suelo» y «les abrieron las cabezas» son algunas de las denuncias de los testigos, quienes, siendo conscientes de las órdenes judiciales que pesaban sobre el referéndum, han afirmado que acudieron a votar movidos por «sus ideales e ilusión».

– LA PRIMERA OBSERVADORA INTERNACIONAL

Por primera vez, una diputada extranjera ha reconocido que participó «a título de observadora» en el referéndum, cuando hasta la fecha todos han asegurado que fueron «visitantes». El parlamentario alemán Andrej Hunko, por ejemplo, ha explicado esta semana que «se trataba de una visita más informal» y «en ningún caso de una misión de observación oficial».

Pero Manon Massé, nacionalista de Quebec, ha hecho referencia a una «delegación de observadores internacionales» sin dar más detalles, más allá de que fue invitada por la CUP y no por Diplocat, como sostuvo el diputado alemán.

Ella dejó claro que se costeó todo el viaje, pero el alemán reveló que no pagó las dos primeras noches de hotel porque así se lo indicaron. Tampoco dijo quién lo hizo.

– LA RESACA DEL 28A. ¿QUÉ OCURRE CON LOS CINCO PRESOS ELECTOS?

El runrún político se ha colado esta semana en el juicio después de que los acusados Oriol Junqueras, Jordi Turull, Josep Rull, Jordi Sànchez y Raül Romeva resultasen elegidos en las elecciones generales del pasado domingo abriendo así una situación peculiar toda vez que son presos preventivos y están siendo juzgados por rebelión.

Estas circunstancias pueden complicar el devenir de la XIII Legislatura y el del juicio, habida cuenta que al tratarse de un territorio inexplorado en democracia se abren distintos escenarios que van desde su posible suspensión como parlamentarios hasta el aplazamiento de la vista oral, como así sugieren las defensas.

Lo que está claro es que el Tribunal Supremo no prevé celebrar sesión el martes 21 de mayo, día de constitución de las Cortes, cuando los procesados deberían jurar o prometer sus cargos en las cámaras.

– ¿Y CON LOS DOS ABOGADOS DE VOX ELEGIDOS DIPUTADOS?

Los cinco presos preventivos no han sido los únicos del juicio en resultar elegidos el 28A. También han conseguido un escaño en el Congreso los abogados habituales de Vox Pedro Fernández y el secretario general del partido, Javier Ortega-Smith.

En su caso, su intención es pedir la compatibilidad a la Comisión del estatuto del diputado de la Cámara Baja para poder continuar como letrados de la acusación popular.

Fuente