El exanalista de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de EEUU Edward Snowden, advirtió esta semana del mal precedente que puede sentar la nueva herramienta que desarrolla Apple para rastrear contenidos ilegales en los teléfonos móviles.

«Hay una gran diferencia entre lo que hace ahora la compañía Apple, que pretende rastrear nuestros iPhones, y lo que se hacía antes», dijo Snowden -refugiado en Rusia desde 2013 ante la persecución del régimen de EEUU-, en el foro escolar «Nuevo Conocimiento».

La supuesta intención del gigante informático estadounidense de buscar «sólo» material relacionado con abuso infantil en los datos almacenados por los usuarios en sus servicios ha levantado estos días preocupación entre expertos, que ven venir la violación de la privacidad de los clientes de Apple.

Snowden recordó que antes muchas grandes tecnológicas ya llevaban a cabo estas actividades, que se limitaban, no obstante, a nubes y servidores de almacenamiento de datos.

«Ahora la compañía Apple está desarrollando algo completamente nuevo, algo que no hemos visto antes», explicó, al tiempo que insistió en que la empresa californiana busca rastrear «el teléfono de cada uno» antes incluso de que la información en el dispositivo llegue a sus servidores.

Por ello, si encuentran lo que ellos consideran «pornografía infantil, la van a marcar como ilegal», pero luego «habrá nuevas categorías» de contenido rastreable.

«Apple está cruzando una línea, entre lo que tiene cada uno en su teléfono y lo que se guarda en sus servidores», indicó Snowden.

A la vez, subrayó que una vez que Apple crea un precedente, el resto ya no dependerá únicamente de esa compañía.

«Eso no dependerá de Apple, dependerá de los gobiernos (…) ¿Acaso podrá decir no a EEUU, Alemania, Francia o el Reino Unido? -cuando el exijan que comparta esa información o cualquier otra que le interese a esos gobiernos-. Naturalmente que no. Si es que quieren seguir vendiendo sus productos en esos países», concluyó.

1 Comentario

  1. El concepto de privacidad vende. Pero la cruda realidad es muy diferente. Lo que es tristísimo es lo poco que hacen todas esas empresas y gobiernos para acabar con la pornografía infantil en las páginas porno. Lo mismo es que obtienen réditos.
    TRISTE.

DEJA UNA RESPUESTA