Edward Snowden, el celebérrimo consultor tecnológico estadounidense, informante, antiguo empleado de la Agencia Central de Inteligencia y de la Agencia de Seguridad Nacional, famoso por su denuncia de la gigantesca máquina de vigilancia que construyó EE.UU., ha dado su opinión sobre lo que está ocurriendo con Julian Assange, el fundador de Wikileaks.

Assange, presente ayer para la segunda parte de su juicio para determinar su extradición a EE.UU. en la sala 10 del tribunal penal londinense de Old Bailey, afrontaría 18 cargos de espionaje y conspiración para la intrusión informática penados allí con hasta 175 años de cárcel. Assange rechazó esa extradición después de ser detenido por segunda vez.

Sobre ello se ha pronunciado Snowden quien ha tachado en su cuenta personal de Twitter la situación de «juicio-espectáculo» digno «de Kafka». Citando un tuit de Kevin Gosztola, editor del medio contra los abusos ShadowProff, el analista denuncia que «el juez permite que se modifiquen los cargos con tanta frecuencia que la defensa ni siquiera sabe cuáles son, se niegan las demandas más básicas, nadie puede escuchar lo que dice el acusado: una farsa».

Gosztola señala en el hilo citado por Snowden las irregularidades que están siendo cometidas contra Assange, ya que «ni siquiera ha podido ver la orden judicial que le entregaron». El abogado del fundador de Wikileaks informó al tribunal que no ha visto a Assange por primera vez en seis meses.

DEJA UNA RESPUESTA