Un niño senegalés de 10 años fue rescatado el pasado 27 de julio en la playa Can Pere Antoni de Palma de Mallorca, España, por una salvavidas que aprovechaba en la playa su tiempo libre tras terminar su jornada laboral.

Macarena Cabrujo, argentina de 25 años, se había quedado en el sitio jugando al vóley luego de que se prohibiera la entrada de bañistas al agua por las malas condiciones del mar, cuando vio lo que parecía una persona ahogándose.

«Un nene complicado a los 200 metros, donde estaba la boya«, relató Cabrujo a A Diario en Radio 2, indicando que de inmediato solicitó a sus amigos que llamaran al servicio de emergencias y, sin pensarlo, se lanzó a su auxilio, pese a que no llevaba equipamiento de rescate.

«Cuando lo veo, se fondea«, prosigue su relato la joven, precisando que el menor se había hundido a metro y mediod e la superficie cuando lo alcanzó. «Hacía hora y media que la estaba peleando«, detalló Cabrujo.

Una vez a su lado, el pequeño le dijo una frase que la marcó. «El nene lo primero que me dijo fue: ‘pensé que no me ibas a sacar porque soy negro’» lamentando que «si un nene de 10 años tiene eso en mente, es muy triste como sociedad«.

 

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario