La diputada de Unidas Podemos Sofía Fernández Castañón ha presentado este jueves una España «diversa» que avanza hacia «una república feminista» y en la que el «odio» de Vox no tiene cabida.

«El país del que nos podemos sentir orgullosas y frente a la cual, para destruirla y hacerla retroceder 80 años, presentan esta moción», ha reprochado durante el debate en el Pleno del Congreso.

Castañón ha comenzado su intervención recordando a mujeres ilustres de la segunda república, de las que se ha reivindicado como heredera, y ha avisado de que el Gobierno de coalición al que Vox «ataca por sistema y sin fundamento», camino «con paso firme» hacia ese horizonte».

«Es doloroso ver que hasta en un momento tan difícil para la ciudadanía anteponen su ansia de protagonismo, pese a su inutilidad», ha recriminado a Vox para censurar, también, no haberles oído hablar «del personal sanitario, de servicios públicos, de medidas concretas», algo que solo ha ocurrido cuando el Ejecutivo ha tomado la palabra.

La diputada de la formación morada ha manifestado que no le sorprende verle ni una sola propuesta «más allá de convocar unas elecciones a las que concurrirían quienes él considerara, porque esta mañana ha repartido carnets de diputados». En declaraciones remitidas a los medios de comunicación, Castañón ha recalcado que, aparte de su «clasismo» y «machismo», Vox acostumbra también en el Congreso al «sistemático bloqueo».