La organización de autónomos ATA ha denunciado este lunes que sólo 125.000 de los tres millones de autónomos, es decir 4 de cada 100, cobrarán las prestaciones de cese de actividad compatible con la actividad y de cese de actividad extraordinario para autónomos de temporada, puestas en marcha el pasado el 1 de julio.

La organización estima así que «se ha dejado atrás» a 280.000 autónomos, que no han podido retomar la actividad desde el confinamiento ni cobrar la ayuda al no cumplir los «altos requisitos» que se les exigen.

«Hoy lunes toca pagar la cuota de autónomos, y estos autónomos que no han reiniciado la actividad desde marzo pagarán el 50% de la cuota sin trabajar ni producir. La gran mayoría no han podido acogerse a la nueva prestación. Hay que cambiar la norma y ayudar a estos autónomos», ha subrayado el presidente de ATA, Lorenzo Amor.

Según ATA, entre los impedimentos para percibir la prestación por cese de actividad especial puesta en marcha el 1 de julio está el de ser beneficiario de tarifa plana o algún tipo de reducción en cotizaciones; llevar menos de un año como autónomo o estar en pluriactividad.

«Son causas que han significado que muchos autónomos no soliciten esta prestación o se les haya denegado», ha añadido Amor, que ha advertido de que España no podrá salir adelante si 280.000 autónomos tienen echado el cierre a su negocio y más de un millón continúan «en la cuerda floja», con caídas de actividad superiores al 60%.

Europa Press