Borrador automático

Un nuevo estudio del Fondo de la ONU para la Infancia  que analiza las políticas de 41 países de altos y medianos ingresos encontró que solo la mitad de los países ofrece al menos seis meses de licencia con salario completo para las madres.

Estonia ofrece a las madres la duración más larga de licencia con sueldo completo con 85 semanas, seguida de Hungría, con 72 semanas, y Bulgaria, con 61, mientras que los Estados Unidos es el único incluido en el análisis sin una política nacional de permisos pagados para madres o padres.

En Chile y Canadá se ofrecen licencias maternales generosas, pero las paternales son limitadas o no existentes.

El informe también asegura que incluso cuando a los padres se les ofrecen permisos pagados, muchos no lo toman. En Japón, el único país que ofrece al menos seis meses con pago completo de licencia paternal, solo 1 de cada 20 hombres aprovechan el beneficio. La República de Corea tiene la segunda licencia más larga, sin embargo, solo 1 de cada 6 padres la toman.

Según el informe, la licencia de paternidad pagada ayuda a los hombres a establecer vínculos afectivos con sus bebés, contribuye a su desarrollo saludable, reduce la depresión materna y aumenta la igualdad de género. UNICEF pide políticas nacionales que garanticen la licencia de paternidad pagada y alienten a los padres a usarla.

Otro de los factores analizados por el informe, son las opciones de cuidado infantil una vez que los padres están listos para regresar al trabajo.

La asequibilidad es la barrera más grande. De acuerdo con los datos de 29 países, los padres de niños pequeños en el Reino Unido fueron los más propensos a citar el costo como la razón por la que no usan más los centros de cuidado infantil. Sin embargo, en la República Checa, Dinamarca y Suecia, el costo fue un problema para menos de 1 de cada 100. 

En cuanto a la lactancia materna, que tiene importantes beneficios de salud inmediatos y a largo plazo para los niños, fue difícil encontrar estimaciones actualizadas para los países del estudio.

Sin embargo, los datos disponibles sugieren que los países de ingresos altos tienen tasas bajas de lactancia materna. Según la Organización Mundial de la Salud, entre 2002 y 2012, sólo el 25% de los bebés de la región europea se alimentaron con leche materna durante los primeros seis meses. Se trata de la tasa más baja a nivel mundial, comparada con un 43% en el sudeste asiático y más del 50% en África meridional.

Noruega, Japón, Suiza, Korea y Nueva Zelanda tienen las tasas más altas de lactancia según el estudio.


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario