El secretario general de CCOO, Unai Sordo, ha pedido este viernes en Palencia que la campaña electoral «pivote» entorno a los problemas y las preocupaciones reales de la gente y ha exigido «claridad» a todos los partidos políticos en sus propuestas sobre el sistema de pensiones.

Sordo, que ha ofrecido una rueda de prensa antes de participar en una asamblea de delegados de CCOO en Palencia, ha exigido a los partidos políticos que dejen el insulto, la guerra de banderas, la crispación y la polarización social y centren su campaña en «lo que determina las condiciones de vida de la gente».

«España necesita un Gobierno en clave progresista que ponga fin a los efectos de la política de austeridad del PP», ha afirmado, por lo que ha pedido a los trabajadores que «no se pongan de perfil» y vayan a votar en las próximas elecciones generales.

Desde CCOO ha adelantado que van a exigir al Gobierno que salga de esos comicios que derogue las partes centrales de la Reforma Laboral de 2012 y que «clarifique» su postura sobre el sistema de pensiones.

A los partidos progresistas les ha pedido que aclaren qué sistema público de pensiones quieren y cómo lo van a financiar, y a «las tres derechas» que sean sinceras y aclaren si «de verdad» defienden un sistema público de pensiones.

En este sentido Sordo ha advertido que es necesario un consenso mínimo en materia de pensiones y que CCOO no quiere que la derecha se salga de ese consenso mínimo para garantizar el sistema público de pensiones en las próximas tres décadas.

«Pero tenemos dudas razonables de lo que piensan porque estos partidos ya no dicen ahora las mismas cosas que decían antes», ha lamentado.

Por último se ha referido a la política fiscal y ha señalado que España tiene una presión fiscal por debajo de la media de la Unión Europea y que si tuviera la misma se estarían recaudando 91.000 millones de euros al año, suficiente para cubrir el déficit de 18.000 millones de euros de la Seguridad Social.

«España tendría que recorrer al menos una parte de ese déficit fiscal con Europa y mejorar su recaudación para hacer políticas públicas más inclusivas y valientes y garantizar servicios públicos de calidad y las pensiones», ha afirmado.

Frente a esto, ha señalado que los que anuncian bajadas generalizadas de impuestos están hablando del deterioro de los servicios públicos porque «es imposible cuadrar círculos».

«Hay que subir la presión fiscal pero determinando quién paga», ha pedido, poniendo como ejemplos la lucha contra la economía sumergida o que las empresas tengan un tipo mínimo para pagar en el Impuesto de Sociedades.

Sordo ha asegurado que CCOO defenderá «con toda la contundencia necesaria» estas propuestas ante el próximo gobierno, sea cual sea el partido político que esté en el nuevo Gobierno.