Para algunas personas imaginar su vida sin su smartphone sería catastrófico. Para la mayoría de nosotros estos dispositivos se han convertido en algo normal y cotidiano y quizás nos han creado una adicción de la que ni nosotros mismos nos hemos dado cuenta.

Sin embargo, los autores del documental Télévision: Oeil de Demain (Televisión: el ojo del mañana), retransmitido en Francia en 1947, se atrevieron a imaginar cómo sería la vida de los seres humanos con la tecnología móvil en el futuro y su nivel de acierto es inquietante.

En el reportaje, los autores se imaginaban nuestra vida sin el mayor medio de comunicación de la época: el periódico, y con unas mini televisiones portátiles que se podrían llevar a todos lados y que supondrían la distracción perfecta en las cafeterías, en los autobuses, en la calle…

El sorprendente reportaje francés de 1947 que predijo nuestra adicción a los smartphones
El sorprendente reportaje francés de 1947 que predijo nuestra adicción a los smartphones

En el vídeo se puede ver una plaza pública en la que todos caminan mirando al aparato que tienen en sus manos, un transeúnte que casi es atropellado por ir distraído y un hombre que va conduciendo y haciéndole caso al aparato y acaba teniendo un accidente.

William Gibson: «Una predicción con una extraordinaria precisión»

William Gibson, autor del libro Neuromante, que inventó el concepto del «ciberespacio» y es considerado hoy en día el padre del ciberpunk compartió el clip de la televisión francesa acompañado del siguiente mensaje: «Este es un trabajo de ciencia ficción que ha conseguido hacer una predicción con una extraordinaria precisión. Es algo que casi nunca sucede. Me asombra no haberlo visto antes».

Nikola Tesla: «Tal vez un hombre podría llevar uno de estos aparatos en el bolsillo de su chaleco»

Gracias a la popularidad adquirida por el fragmento en redes sociales, otros internautas han señalado otros ejemplos proféticos prematuros sobre nuestro uso del smartphone como es el caso de Nikola Tesla, quien en 1926 señaló, tal y como recoge Magnet que podríamos comunicarnos entre nosotros al instante sin importar la distancia, que nos veríamos y oiríamos a través de la televisión y la telefonía como si estuviésemos cara a cara a través de instrumentos increíblemente simples en comparación con nuestros teléfonos de aquel entonces y que tal vez un hombre podría llevar uno de estos aparatos en el bolsillo de su chaleco.

Mark Sullivan: «Creo que los usuarios podrán, si lo desean, verse mientras hablan»

Por otra parte, Mark Sullivan en 1953 dijo: «Cuando esté plenamente desarrollado, el individuo llevará su teléfono tal y como hoy en día llevamos el reloj. Es probable que no haga falta ni sintonizar diales ni nada, y creo que los usuarios podrán, si lo desean, verse mientras hablan».

DEJA UNA RESPUESTA