El presidente de la Fundación Concordia y Libertad, Adolfo Suárez Illana, ha destacado hoy el «ejemplo de concordia» que supuso el exministro José Pedro Pérez-Llorca, uno de los siete padres de la Constitución, fallecido en Madrid a los 78 años a causa de una enfermedad pulmonar.

Suárez Illana ha visitado la tarde del miércoles el tanatorio para dar su pésame «no solo a la familia, sino a España entera, y para darle las gracias por todo el trabajo que hizo en momentos muy difíciles», ha asegurado a su llegada.

Para el hijo del primer presidente de la democracia, Pérez-Llorca ha sido «es uno de esos héroes de la nación española que contribuyeron decisivamente a asentar la concordia entre los españoles» y una persona «con una inteligencia fina, y una gracia que apenas conseguía ocultar tras ese serio gesto que siempre tenía».

Suárez Illana ha asegurado sentir «por una lado, la tristeza de que nos abandone un amigo, la alegría de que está en el cielo gozando con su familia y seres querido y la profunda gratitud de lo que hizo por todos nosotros».

Además ha recordado que Pérez-Llorca y su padre, el presidente Adolfo Suárez, fueron «no solo amigos sino colaboradores muy intensos» y que el abogado fue «uno de los pilares sobre los que se asentó nuestra Constitución».

La Fundación que preside Suárez Illana ya había emitido una nota de prensa por la mañana en la que instaba a mantener el espíritu de concordia y trasladaba el pésame a la familia y amigos de Pérez-Llorca.

La nota también recordaba la trayectoria de Pérez-Llorca como «hombre de Estado, comprometido con el diálogo, el acuerdo y las libertades» y valoraba su «papel trascendental» como ponente de la Constitución.