El número de muertos por un atentado con bomba contra la minoría chií hazara hoy en un mercado en la ciudad de Quetta, en el oeste de Pakistán, se elevó a 16 y a 30 los heridos, informaron a Efe fuentes oficiales.

«Una gran explosión» se produjo a primera hora de la mañana en la zona Hazarganji cuando un número importante de personas se encontraba en el mercado de compras, dijo el portavoz policial de Quetta Mohamed Aslam.

El artefacto explosivo improvisado (IED, por sus siglas en ingles) estaba oculto en un saco de patatas, aseguró a Efe, Fraz Hussain, otro portavoz policial de la ciudad.

Entre los 16 muertos se encuentran ocho miembros de la minoría chií hazara, muy perseguidos en el país asiático.

«El objetivo era la comunidad hazara. Sus miembros vienen de compras a este mercado», indicó Hussain.

Los 30 heridos han sido trasladados a hospitales cercanos.

El primer ministro paquistaní, Imran Khan, condenó el ataque en un comunicado y pidió que los «heridos reciban el mejor tratamiento posible».

Quetta, capital de la provincia de Baluchistán, es una de las localidades más conflictivas de Pakistán, con la presencia de grupos armados separatistas, facciones talibanes y grupos yihadistas.

El pasado julio, 149 personas murieron en un atentado en esta provincia en un mitin electoral durante la campaña de las elecciones generales, en el peor ataque de la historia del país.

La violencia terrorista ha disminuido notablemente en Pakistán desde que el Ejército lanzó una operación en las zonas tribales del noroeste en junio de 2014, que más tarde amplió al resto del país.

En ese operativo murieron 3.500 supuestos terroristas, de acuerdo con datos del Ejército no verificados de forma independiente.

Deja un comentario