Joaquín Garcia Martín

Es muy importante que se recupere el Subsidio para mayores de 52 sin esperar ni siquiera a ver si se aprueban o no los PGE 2019.

Un Decreto URGENTE y que debería ser PRIORITARIO pues hay muchas personas desempleadas que no cobran absolutamente nada, lo que hace incluso que algunas de ellas tengan que malvivir incluso sin un techo donde dormir y que algunas mueran en la calle o se suicidan por la falta de recursos económicos.

Por las  informaciones que recibo, por diferentes canales, parece ser que el Gobierno NO quiere dar ese subsidio a TODAS las personas desempleadas de más de 52 años…

Parece ser que darán (y esperemos que pronto) solo un «subsidio para ALGUNAS personas desempleadas mayores de 52 años».

Si hay 686.000 (612.000 registradas en las oficinas del SEPE) personas desempleadas de más de 52 años y se calcula que solo lo percibirán 372.000 (258.000 que ya cobran actualmente el subsidio para personas desempleadas mayores de 55 más otras 114.000 nuevos beneficiarios, en su mayoría también mayores de 55 que no lo cobraban ahora por necesitar trabajar 3 meses antes de solicitarlo, requisito que según nos indican será quitado en el recuperado subsidio para mayores de 52.

En 2012, antes que el PP lo subiese a 55 años, se pedían esos 15 años cotizados a cualquier régimen de la Seguridad Social ( y parece ser que se va a seguir pidiendo (como ya lo piden de requisito en el actual subsidio para mayores de 55).

El Ministerio de Trabajo debería de tener en consideración que desde 2012 (en plena crisis económica) nos encontramos hoy con personas que tenían entonces 45, o más años, y no han podido trabajar y se han quedado con 14 o 12 años cotizados. Personas que siete años después tienen 52, 53, 54 años (o más) y no han podido llegar a esos 15 años cotizados. Antes de 2008 tal vez era más fácil cotizar (había menos paro) pero desde 2008, para las personas desempleadas con más de 40 años ha sido mucho mas complicado encontrar un trabajo… Y más aún con un contrato indefinido.

Así tenemos que muchos llevan dos, tres, cuatro, cinco… Años en paro.  Un dato: el 70% de las personas desempleadas mayores de 50 años llevan cuatro años o más en paro.

La pregunta clave es:

Si se va a recuperar el subsidio para mayores de 52 años para 372.000 personas pero hay más de 600.000 personas desempleadas mayores de 52 sin ingresos, ¿qué se va a hacer con esas 230.000 personas?, ¿dejarlas sin trabajo y sin ingresos?

Desde la Asociación Víctimas del Paro estamos de acuerdo con lo que solicitan los sindicatos UGT y CCO0 que exigen «que vuelva a situarse la edad de percepción del subsidio de mayores en 52 años y no en 55; Subir al 125% del SMI la cotización a la Seguridad Social (tal y como era antes de la reforma del PP, para que la pensión no se vea recortada por el periodo en desempleo previo a la jubilación) y eliminar la jubilación forzosa a los 61 años para los desempleados que cobran este subsidio y que cercena aún más su pensión».

La Asociación Víctimas del Paro solicita que para poder tener derecho al Subsidio para mayores de 52 años, los requisitos sean solo TRES:

– Ser mayor de 52 años.

– Que la persona desempleada esté apuntada como demandante de empleo en las oficinas del SEPE.

– Que se lleve un tiempo residiendo legalmente en el estado español (salvo el caso de emigrantes retornados) para evitar que cualquier persona que llegue con 52 años ya pudiese solicitar el subsidio sin haber trabajado ni un solo día.

SOLICITAMOS:

– Que se apruebe con carácter URGENTE pues estamos hablando de personas sin ingresos y que esa falta de ingresos ocasiona, en algunos casos, la falta de techo, problemas de salud e incluso la muerte (al año se producen en España más de 1.200 suicidios por problemas económicos).

– Que no se exija tener que trabajar 3 o 6 meses justo antes de la solicitud pues hay muchas personas mayores de 52 años que son desempleadas de larga, o muy larga duración, que tienen actualmente muy difícil que los contraten empresas (ésto parece ser que así será por las informaciones que nos llegan).

– También solicitamos que no se exijan los 6 años de cotización ni los 15 años para acceder a la pensión, que se exigen actualmente en el Subsidio para mayores de 55, pues hay personas mayores de 52 años que por diferentes circunstancias familiares o personales no han podido cotizar o lo han hecho menos de esos 6 años (especialmente en el caso de trabajadores por cuenta propia).

– Damos por hecho, por las informaciones recibidas, que no se tendrán en cuenta los ingresos familiares y solamente los ingresos personales.

– Solicitamos que se incluyan a los trabajadores autónomos y trabajadores discontinuos que queden en situación de desempleo.

– Parece justo solicitar que se pueda compatibilizar con el trabajo autónomo, y por cuenta ajena, mientras no se supere un tope de ingresos que pudiera ser, por ejemplo, el SMI.

– Vemos lógico y coherente que los perceptores del subsidio tengan que firmar el compromiso de seguir un itinerario de inserción laboral que incluya la aceptación para realizar trabajos u ofertas de trabajo, que no podrán rechazar salvo causas justificadas y cuyas condiciones no suponga explotación laboral de la persona desempleada.

– Otro aspecto que nos parece injusto, y sobretodo inhumano, es que se pueda dejar, (como ocurre ahora con el subsidio para mayores de 55 y otros subsidios) a algunas personas desempleadas sólo con la mitad, o menos, por haber tenido contratos a media jornada o a tiempo parcial ¿Puede vivir alguien con 215 euros? (Parece ser que se va a quitar en el nuevo subsidio para mayores de 52 años y en los otros subsidios).

– En relación al punto anterior, solicitamos que el importe de los subsidios por desempleo sean superiores a los 430 euros y que se actualice el IPREM pues apenas ha sufrido modificaciones en los últimos ocho años.

Lo recomendable, en nuestra opinión, sería que los subsidios se ajusten al importe que marca la Carta Social Europea.

Desde nuestra Asociación consideramos que si el Gobierno quiere sería posible hacer un Plan de Empleo y Actividad, en coordinación con autonomías, municipios, SEPE, sindicatos y Patronal que dé trabajo a todas las personas desempleadas, siendo prioridad que se contratase a las personas jovenes y mayores de 52 años (especialmente a quienes les falten años de cotización).

Ese Plan de Empleo y Actividad, junto a la aprobación de la ILP de Prestación de Ingresos Mínimos para que no haya NINGUNA persona desempleada sin ingresos, mientras no se les pueda facilitar un trabajo, debería ser otra de las prioridades de un gobierno que tiene que empezar a ayudar a las personas que peor están, ésas que no cobran nada, de la misma forma que está ayudando a otros colectivos.