Por Ali Brahim Mohamed/ECS

Nueva (ECS).- La República de Sudáfrica reiteró ante el Comité de Descolonización de las Naciones Unidas (C-24) que cualquier reconocimiento del Sáhara Occidental como parte de Marruecos es un reconocimiento de la ocupación ilegal y una violación flagrante del derecho internacional.

La Misión Permanente de Sudáfrica explicó en su intervención ante el C-24 que el territorio del Sáhara Occidental está incluido en la lista de «territorios no autónomos pendiente de descolonización de las Naciones Unidas» desde diciembre de 1963 y, desde entonces, la Asamblea General de las Naciones Unidas ha pedido en sus resoluciones permitir al pueblo saharaui ejercer su derecho inalienable a la libre determinación.

También expresó el profundo pesar de su país por el fracaso de las Naciones Unidas después de casi cinco décadas en hacer realidad el derecho legítimo del pueblo saharaui, así como su profunda preocupación por la escalada de tensiones en el territorio del Sáhara Occidental, que plantea más desafíos para los objetivos de este Comité (…).

A ello, añade la misión sudafricana en su intervención recogida por ECSAHARAUI, que la violación del acuerdo de alto el fuego de 1991 por parte de Rabat, el Reino de Marruecos, que provocó la reanudación de hostilidades el 13 de noviembre, opta por declaraciones unilaterales que contradicen el estatus legal del territorio y contribuirán a agravar la preocupante situación, lo que tendrá graves consecuencias para la paz, la seguridad y la estabilidad de la región.

Sudáfrica hace un llamamiento a la Comunidad Internacional para que se cumplan los términos de los acuerdos de alto el fuego, en particular el Acuerdo Militar No.1, evitando cualquier acción que pueda alterar las tensiones y las posibles hostilidades en la región, y trabaje para su plena implementación de todas las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, así como las de la Unión Africana, incluidas sus resoluciones pertinentes encaminadas a encontrar una solución final al conflicto.

En este contexto, Pretoria instó al Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, a acelerar el nombramiento de un enviado personal para el Sáhara Occidental que pudiera colaborar con las partes y dar el ímpetu necesario para reactivar y liderar el proceso político estancado, señalando que la demora en el nombramiento del enviado y el estancamiento resultante en el proceso de paz sin duda agravaría la situación política y de seguridad.

Por otro lado, Sudáfrica renovó la revocación del marco jurídico de las Naciones Unidas sobre la descolonización del territorio no autónomo del Sáhara Occidental mediante el tan esperado referéndum sobre la libre determinación que se esperaba desde el establecimiento de la Misión de las Naciones Unidas. para el Referéndum del Sáhara Occidental hace 29 años, en 1991.

La Misión Permanente de Sudáfrica ante las Naciones Unidas reiteró su apoyo al derecho inalienable del pueblo del Sáhara Occidental a la libre determinación e independencia de conformidad con los principios consagrados en la Carta de las Naciones Unidas y los objetivos de Resolución 1514 (XV) de la Asamblea General y otras resoluciones pertinentes, en las que se pide al Comité El Comité Especial de Descolonización que presente informes periódicos a los órganos pertinentes de las Naciones Unidas sobre la situación en el Territorio, así como que asuma su responsabilidad con respecto a la situación del pueblo saharaui y garantizar la protección de sus derechos políticos, económicos, sociales y culturales, incluido el derecho a la soberanía permanente sobre sus recursos naturales.

Instó al Comité  para que envíe una misión al Sáhara Occidental para obtener información directa sobre la situación general en el Territorio, en lugar de guardar silencio y ver cómo el pueblo saharaui es privado de sus derechos sin tomar medidas concretas por parte de la ONU.

La Representante Permanente de Sudáfrica concluyó su discurso instando al Comité Especial de Descolonización a brindar un apoyo efectivo a los esfuerzos del Secretario General de las Naciones Unidas para relanzar el proceso de paz en el Sáhara Occidental mediante negociaciones directas sustantivas entre el Frente Polisario y el Reino de Marruecos para permitir que el pueblo saharaui ejerza libre y democráticamente su derecho inalienable a actuar por la autodeterminación y la independencia.

Fuente: El confidencial Saharaui

DEJA UNA RESPUESTA