Este lunes, infoLibre ha publicado un artículo titulado: «Los superricos españoles ganaron 26.700 millones en la pandemia, el triple de lo que aumentó el gasto sanitario» en el que explica como, a pesar del revés causado por la pandemia, las mil personas más ricas del mundo han recuperado toda la riqueza perdida.

En España, a 31 de diciembre de 2020, el número de superricos españoles ha aumentado de 24 a 26 y su riqueza lo ha hecho en 32.500 millones de dólares, unos 26.700 millones de euros al cambio actual, según el informe anual de desigualdad que publica la ONG Oxfam Intermón con motivo del Foro de Davos, según recoge el citado medio.

La ONG señala que: «En medio de la peor recesión económica en España en décadas, con una caída prevista del PIB superior al 11%, resulta inquietante observar cómo los milmillonarios españoles ven crecer el valor de su patrimonio, mientras la fragilidad de las cuentas públicas aumenta de manera crítica como resultado del notable incremento de los gastos para paliar los efectos de la crisis sanitaria, económica y social».

Los superricos españoles han aumentado de 24 a 26

Y es que, a pesar de entre febrero y marzo los superricos perdieron 57.900 millones de dólares, entre marzo y diciembre ganaron 32.500 millones. «Este aumento en el valor de la riqueza de los milmillonarios españoles desde que se declaró la pandemia en marzo es superior al coste de una de las principales medidas de contención de la pandemia: los ERTE y supone supone más de tres veces el aumento en gasto sanitario público (8.076 millones adicionales) experimentado durante este ejercicio 2020 respecto a 2019, según Oxfam Intermón.

Fuera de España la cosa no cambia, la fortuna de los diez hombres más ricos del mundo se ha visto incrementada en medio billón de dólares, una cantidad con la que se financiaría una vacuna universal contra el covid-19 y se podría evitar que nadie cayese en la pobreza a causa de la pandemia.

En la otra cara de la moneda podemos observar como las personas con una renta inferior a los 5.826 euros anuales, habría aumentado en España del 9,2% al 10,86%, es decir, casi 790.000 personas más, quedando demostrado que la pandemia se ha cebado con los más vulnerables.

Los superricos españoles ganaron 26.700 millones en la pandemia
Los superricos españoles ganaron 26.700 millones en la pandemia

Vivir con menos de 16 euros al día

5,1 millones de personas viven con menos de 16 euros al día y 10,9 millones de personas viven con menos de 24 euros al día. La comunidad que más ha visto crecer la pobreza es Andalucía. Le siguen la Comunidad de Madrid, Cataluña y la Comunitat Valenciana.

 

A nivel mundial, al menos 200 millones de personas podrían haber caído en la pobreza por la pandemia y necesitarían «más de una década para recuperarse de los impactos económicos de la crisis».

Al 10,86% de personas con una renta inferior a los 5.826 euros anuales hay que sumar millones de personas que han visto reducidos sus ingresos al haber perdido sus empleos o al haber tenido que cerrar sus negocios, algo que ha elevado la tasa de desempleo hasta el 17%.

Pobreza en España: Erradicar la pobreza severa en España 'cuesta' solo 6.400 millones al año | Público

Las medidas restrictivas y los sectores con salarios más bajos

Las medidas restrictivas activadas con el fin de frenar la pandemia ha afectado a todos lo sectores, pero salvo el sector agroalimentario, las administraciones públicas, la sanidad y la educación, todos han experimentado notables descensos.

Dentro de los grupos que han sufrido un mayor impacto se encuentran las personas migrantes, en concreto, mujeres jóvenes, migrantes, con bajos estudios y pertenecientes a colectivos racializados.

ERTE e IMV

El Gobierno ha puesto en marcha una serie de medidas económicas, sociales y financieras para tratar de hacer frente a los graves efectos socioeconómicos de la pandemia. Oxfam destaca la importancia de los ERTE y del Ingreso Mínimo Vital.

«Una de las medidas que se ha demostrado más eficaz a lo largo de la pandemia en la prevención de un incremento excesivo de las cifras de desempleo es la reforma de los ERTE a través del diálogo social entre el Gobierno y los agentes sociales», admite la ONG, ya que su puesta en marcha ha ayudado a que » el desempleo en 2020 no ha alcanzado cotas similares a las de la anterior crisis».

«De no haber existido este colchón de políticas públicas, la situación en materia de pobreza y desigualdad habría sido sustancialmente peor», añade Oxfam, que calcula que 710.000 han sido salvadas de la pobreza por esta política de protección de empleo, aunque este mecanismo de protección no proporciona cobertura a algunos colectivos, como las personas asalariadas con contratos temporales y las personas que trabajan por cuenta propia.

En relación al IMV, Oxfam explica que solo ha llegado a 160.000 hogares de los 850.000 previstos por lo que 277.000 personas no han podido salvarse de la pobreza. Estas medidas han ayudado a paliar situaciones de extrema necesidad, aunque la ONG advierte de que siguen existiendo «colectivos ampliamente desprotegidos», como las personas en situación administrativa irregular que «por motivos obvios no pueden acceder a ayudas y prestaciones públicas y trabajan mayoritariamente en actividades de la economía sumergida que también se han visto paralizadas».

Oxfam propone para evitar esta desigualdad en España: políticas de empleo alternativas para sustituir a los ERTES, ampliar la cobertura del IMV, una reforma fiscal que «recaude de forma más progresiva y que luche contra la evasión y la elusión fiscales» y un uso de los fondos europeos para «la recuperación con mirada transformadora y enfocada a reducir la desigualdad», tal y como recoge infoLibre.

DEJA UNA RESPUESTA