Este jueves, el diputado argentino Juan Emilio Ameri fue suspendido tras haber protagonizado una escena sexual durante una sesión parlamentaria en la que participaba mediante videoconferencia.

En la pantalla gigante instalada en el Congreso se pudo ver cómo una mujer se acercó al diputado, se sentó en sus rodillas y él le sacaba y tocaba un pecho.

La sesión parlamentaria fue interrumpida y suspendida por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa. «Durante estos meses de teletrabajo hemos vivido diferentes situaciones, en las que un diputado se ha quedado dormido u otro se ha escondido, pero hoy hemos vivido una situación que supera las reglas de comportamiento de esta casa», dijo Massa.

Ameri intentó disculparse diciendo que pensaba que no estaba conectado con la sesión en ese momento. «Acá en todo el interior del país la conexión es muy mala. Estábamos sesionando, se me cayó internet. Salió mi pareja del baño, le pregunté cómo estaban las prótesis y le di un beso, porque hace diez días se hizo una operación de implantes mamarios», señaló el diputado argentino.

El diputado de la coalición gobernante Frente de Todos, que se mostró arrepentido y avergonzado por lo ocurrido, conocerá en un plazo de cinco días la sanción que le impondrá el Parlamento.