Suspenden el juicio contra periodistas acusados de terrorismo en Nicaragua

El Poder Judicial de Nicaragua suspendió este lunes, por tercera vez, el juicio por terrorismo contra dos periodistas críticos del Gobierno, Miguel Mora y Lucía Pineda Ubau, teniendo de fondo el compromiso gubernamental de liberar a los «presos políticos» detenidos durante la crisis que estalló en abril de 2018.

Mora es el propietario del canal 100 % Noticias y Pineda jefa de prensa de dicho medio con doble nacionalidad nicaragüense y costarricense.

La suspensión del juicio fue informada por los familiares de los periodistas.

«Nos acaban de notificar que fueron suspendidos de manera indefinida», dijo la esposa de Mora, Verónica Chávez, a periodistas.

El juicio fue suspendido a la vez que el Gobierno y la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia anunciaban un nuevo acercamiento en las negociaciones para superar la crisis sociopolítica que vive Nicaragua.

«Esto ya lo sospechábamos nosotros, aunque no entendemos la lógica, deberían declarar los juicios nulos y declararlos en libertad», comentó el abogado defensor Julio Montenegro, miembro de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

Mora y Pineda permanecen detenidos desde el 21 de diciembre pasado bajo un régimen que incluye aislamiento y no tener acceso a la luz solar, atención médica ni servicio continuo de agua potable, ha denunciado su defensor.

Los periodistas enfrentan cargos por «fomentar e incitar al odio y la violencia» y «provocación, proposición y conspiración para cometer actos terroristas».

Este juicio, que ya fue suspendido el 18 de febrero y el 18 de marzo pasados, ha sido calificado por diversos sectores como un golpe a la libertad de prensa y una supuesta prueba más de que el Gobierno de no admite críticas hacia el presidente Daniel Ortega.

Las suspensiones del juicio coincidieron con los preparativos y desarrollo de las negociaciones entre el Gobierno y la Alianza Cívica, del 27 de febrero pasado al 3 de abril, para encontrar una solución a la crisis.

Unos 809 «presos políticos», según la Alianza, se encuentran en una situación similar a la de los periodistas.

El Gobierno, que ha prometido dar libertad absoluta a todos los «presos políticos» a más tardar el 20 de junio próximo, únicamente reconoce a 468 reos.

Costa Rica, que insiste en la libertad de Pineda, ha formulado más de una decena de solicitudes para prestar asistencia consular a la periodista, sin recibir respuesta por parte del Gobierno de Nicaragua.

Desde la captura, el Gobierno mantiene ocupado el edificio de 100 % Noticias, que fue retirado del menú de televisión por suscripción por orden del estatal Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (Telcor).

Según la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, desde el estallido social del 18 de abril de 2018 se han producido al menos 1.080 violaciones hacia la libertad de prensa en Nicaragua, en su mayoría a cargo del Gobierno o grupos de personas oficialistas.

La crisis de Nicaragua ha dejado 325 muertos, según la CIDH, aunque algunos grupos locales humanitarios elevan la cifra a 561, mientras que Ortega solo reconoce 199 y denuncia un intento de golpe de Estado.


Necesitamos tu ayuda para seguir adelante con el periodismo crítico, ayúdanos a no tener que depender de publicidad externa y que Contrainformación sea solo de sus lectores. Con 1, 2, o 3 euros al mes nos ayudarás a seguir mostrándote nuestros artículos críticos.

Ayúdanos a seguir ofreciendo Contrainformación.

Deja un comentario