La diputada de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, retoma su actividad política tras seis meses de baja por maternidad. Arranca, además, con el anuncio de que solicitará al Parlamento andaluz la devolución de un total de 8.640 euros en dietas que ha percibido durante este tiempo que no ha ido a trabajar.

Este tipo de “dinero extra” se da por alojamiento, manutención y transporte relacionados con la actividad laboral, por lo que Teresa Rodríguez no debería haberse beneficiado del mismo a encontrarse de baja.

Agita así la líder de Podemos en Andalucía el debate sobre las dietas que cobran los diputados andaluces, que deberían ir destinadas a pagar desplazamiento y alojamiento los días de pleno pero que se perciben incluso cuando no hay actividad parlamentaria, los meses inhábiles de enero y agosto, o cuando los diputados están de baja.

Son sobresueldos en B que recibimos los diputados”, denunció la diputada por Cádiz, “incluso cuando la Cámara está cerrada” y sin que se soliciten nunca “facturas de hotel o del transporte”.

El grupo parlamentario de Podemos en Andalucía ha solicitado en varias ocasiones en el pleno que se dejen de cobrar estas dietas sin justificación. Sin embargo, Podemos solo ha encontrado las críticas del resto de grupos políticos, que acusan a la formación morada de agitar un debate “populista”.

Los diputados de Podemos tienen el compromiso de no cobrar por encima de las asignaciones que tuvieran en sus respectivos puestos de trabajo. Rodríguez debe publicar en la web de su formación de forma periódica las cantidades a las que renuncia, al equiparar el sueldo al de profesora de instituto, y el destino que da su partido a esas asignaciones.

Deja un comentario