viernes, marzo 5, 2021
El supuesto testaferro del rey emérito fue subvencionado por la Comunidad de...

El supuesto testaferro del rey emérito fue subvencionado por la Comunidad de Madrid

El coronel retirado Nicolás Murga fue beneficiado por una subvención directa de 6.000 euros al trimestre durante el año pasado, dentro de un programa de fomento del empleo del Gobierno regional

El rey emérito y parte de su familia utilizaron presuntamente dinero opaco transferido desde México a través de un supuesto testaferro para pagar vuelos, hoteles, restaurantes, clases de piano y hasta una yegua de competición, un dinero desconocido para Hacienda y no declarado por ningún concepto.

El dinero llegó a Zarzuela mediante una factura emitida por el coronel del Ejército del Aire ya retirado Nicolás Murga Mendoza, antiguo ayudante de campo del monarca y mano derecha y confidente de Juan Carlos I.

El pasado mes de noviembre la Fiscalía del Tribunal Supremo notificó formalmente a la defensa de Juan Carlos I de la apertura de diligencias de investigación sobre los posibles delitos derivados sobre el presunto uso de tarjetas bancarias con fondos opacos del empresario mexicano, Allen Sanginés-Krause, investigado por la Fiscalía del Tribunal Supremo, y de las que se habrían beneficiado tanto el rey emérito como algunos de sus familiares, entre los que no están los actuales reyes ni sus hijas.

Los gastos salieron de una cuenta en Ibercaja a nombre de Nicolás Murga Mendoza, que dejó de ser asistente o ayudante personal del rey emérito, cuando se retiró de la vida castrense, al parecer, a finales de 2017; una fecha sin confirmar por parte del Ministerio de Defensa.

Desde esa cuenta se realizaron pagos entre 2016 y 2018 por valor de más de 120.000 euros, algo que no era compatible con el sueldo de un militar retirado, tal y como comprobó el Servicio de Prevención del Blanqueo de Capitales (Sepblac).

La Fiscalía llamó a declarar al coronel Murga tras sospechar de su elevado tren de vida, quien negó ser el testaferro del rey emérito y aseguró que había pagado facturas de Juan Carlos I y su familia por iniciativa propia. La investigación ha revelado que al menos, en torno a 100.000 euros no los sufragó Murga sino que emitió una factura por «servicios de asesoramiento» a una empresa mexicana supuestamente vinculada al millonario Sanginés-Krause.

El dinero le fue ingresado en su cuenta de Ibercaja, sumándose así a los fondos que previamente existían presuntamente donados por el empresario mexicano Sanginés-Krause.

El supuesto testaferro del rey emérito fue subvencionado por la Comunidad de Madrid
El supuesto testaferro del rey emérito fue subvencionado por la Comunidad de Madrid

Murga recibe 6.000 euros cada 3 meses 

Poco después del inicio de la investigación, Nicolás Murga fue notificado oficialmente como destinatario de una subvención de la Consejería de Empleo de la Comunidad de Madrid, dentro del programa 241M para el fomento del empleo, como incentivo para la contratación indefinida.

La subvención fue concedida el 12 de diciembre de 2019 y el importe concedido es de 6.000 euros cada tres meses, según anunció el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid en junio del año pasado y ha podido comprobar Público.

Estas subvenciones están destinadas a personas residentes en la región y dadas de alta como autónomas, a pymes y a entidades sin ánimo de lucro, y su objetivo es ayudar a convertir la contratación temporal en contratación indefinida.

Poco después de retirarse, el coronel Nicolás Murga Mendoza se dio de alta como trabajador autónomo en Actividades de Apoyo a las Empresas y su sede laboral es su vivienda ubicada en la localidad de Majadahonda.

Al haber recibido dicha subvención, Murga debería haber convertido alguno de sus empleados con trabajo temporal en trabajador fijo, sin embargo, en el Registro Mercantil no consta ningún empleado a su cargo, pero puede deberse a falta de actualización.

Tras la abdicación del rey emérito, los nueve ayudantes de campo que tenía como jefe de Estado pasaron a ser solo tres, entre los que se encontraba Murga. Aunque el Ministerio de Defensa no ha hecho pública la fecha en la que pasó a situación de reserva el coronel Murga, según la legislación vigente, los oficiales del Ejército pasan al retiro al cumplir los 61 años y por aquella fecha estaba a punto de cumplir los 58 años.

Devolución del dinero a la cuenta del supuesto testaferro

Semanas después del interrogatorio a Murga, el rey Juan Carlos empezó a transferir a la cuenta de Ibercaja, lo que reforzó la teoría del origen irregular de ese dinero. Según fuentes de la investigación del caso, el emérito quería simular que estaba devolviendo el dinero que previamente había adelantado el coronel Murga.

Pero la devolución del dinero no evitó que la investigación siguiese adelante al interpretar la Fiscalía que los pagos eran un intento desesperado de evitar que el caso llegara ante un juez.

En diciembre de 2020, el rey emérito hizo una regularización voluntaria del dinero de las tarjetas opacas. Juan Carlos I pagó un total de 678.393,72 euros para saldar su deuda con Hacienda de los ejercicios 2016, 2017 y 2018, incluyendo intereses y recargos. Sin embargo, la investigación sigue de momento adelante.