El semanario británico ‘The Economist’ publica un artículo sobre las elecciones autonómicas en Madrid del próximo 4 de mayo en su último número en el que señala que, Isabel Díaz Ayuso, actual presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata a seguir siéndolo se ha convertido «en la oponente más visible» a, Pedro Sánchez por su decisión de mantener bares y restaurantes abiertos a pesar de que «eso puede haber empeorado la pandemia en la capital».

«La elección es la consecuencia indirecta de un intento fallido de Ciudadanos, un partido centrista en declive, de derrocar al gobierno regional conservador de Murcia en el que era el socio menor», señala el medio como fuente de la situación en Madrid. «En lugar de correr un riesgo similar, Ayuso disolvió su propia coalición con Ciudadanos y apeló a los votantes», afirma

La publicación detalla el 4M como «una campaña polarizada que ha afectado tanto a la derecha como a la izquierda» y destaca que «la contienda» haya llevado a Pablo Iglesias, hasta ahora vicepresidente del Gobierno de España, a presentarse él mismo a las elecciones por el riesgo «de un gobierno de extrema derecha» en Madrid, mientras que para Isabel Díaz Ayuso «se trata de una batalla entre ‘libertad y comunismo’.

Pablo Casado

Las encuestas y Ayuso

El medio indica que la Comunidad de Madrid «es un buque insignia» del Partido Popular, que gobierna la región desde 1995, y que los los bajos impuestos y la regulación ligera ha permitido un rápido crecimiento , pero que, «el precio han sido los recortes en el cuidado de la salud que el Covid-19 ha expuesto».

The Economist analiza las encuestas que han ido apareciendo y que le otorgan a Ayuso una clara victoria, mejorando sus datos de 2019, gracias en buena parte al “declive terminal” de Ciudadanos. Sin embargo, el The Economist recalca que la candidata del PP necesitará el apoyo de la ultraderecha de Vox para formar Gobierno.

Vox y Casado

Y esto, señala The Economist, puede afectar a Pablo Casado, líder del Partido Popular, dejándolo a los pies de los caballos: “La entrada de la ultraderecha en un gran gobierno regional por primera vez sería un gran problema para él”, dejando a Casado como el que permitió la entrada de la extrema derecha en la capital.

Necesitamos tu ayuda para seguir ofreciendo Contrainformación. No queremos depender de bancos, publicidad o grandes empresas. Si te gusta lo que hacemos, invítanos a desayunar una vez al mes para que podemos seguir ofreciéndote nuestro trabajo
¿Prefieres hacer un ingreso por tu cuenta? Aquí puedes hacerlo: Triodos Bank: IBAN - ES0714910001283000114479    

1 Comentario

  1. Una nueva «foto de Colón». Es una tradición entre los líderes del PP inagurada con la «foto de las Azores». Incluso hay precedentes que indica la querencia de sus líderes, desde antes de que existiera el propio PP. Hace 55 años de la foto de Fraga en bañador para ocultar a los españoles la pérdida de una bomba atómica de 1,5 megatones, de las 4 que se le cayeron a los EEUU en Palomares. ¿Foto con la extrema derecha, con sus hermanos políticos?. España es uno de los pocos paises europeos (puede que el único) que no ha pedido perdón por su pasado fascista. Eso no será un problema para Casado.

DEJA UNA RESPUESTA