Este jueves 22 de octubre, el diario británico The Guardian ha publicado un artículo titulado: «Covid resurge ‘muy grave’ en Alemania y ‘fuera de control’ en España»

Según el rotativo inglés, los políticos y expertos europeos encargados de combatir la pandemia de coronavirus están dando la alarma de que las naciones de todo el continente están al borde de un resurgimiento «fuera de control» de la enfermedad.

Uno de ellos es el director del Instituto Robert Koch de Alemania, Lothar Wieler, que dijo que el país se enfrentaba a un aumento «muy grave» de casos al haber reportado un récord de 11.287 infecciones. A pesar de que las tasas de infección en Alemania siguen siendo más bajas que en gran parte de Europa, se han ido acelerando.

Las autoridades han endurecido las restricciones prohibiendo las grandes reuniones y en Berlín ahora es obligatorio usar mascarilla en ciertas calles concurridas.

Wieler culpó a las reuniones privadas, especialmente entre los jóvenes, del reciente aumento de casos. «Cuanta más gente se reúna en círculos privados, más aumentará el número y más se extenderá el virus”, dijo, y añadió que “los jóvenes son actualmente los más expuestos a este virus”.

El primer ministro de la República Checa, Andrej Babiš, volvió a introducir estrictas restricciones, a pesar de que pensó que no serían necesarias nuevamente, ante un enorme aumento de casos que podrían colapsar los servicios de salud del país.

El Gobierno de la República Checa decretó el pasado lunes 12 de octubre el cierre inmediato de colegios, bares y restaurantes hasta el 3 de noviembre para reducir el nivel de contagios y es posible que solicite al Parlamento una ampliación del estado de emergencia.

En España, después de haberse convertido en el país de Europa occidental en registrar más de 1 millón de casos del virus, el Gobierno está considerando nuevas restricciones que incluirían toques de queda.

En los Países Bajos, la presión en los hospitales es cada vez mayor con una gran parte de las camas ocupadas con enfermos de covid-19 por lo que trasladarán enfermos a hospitales alemanes para recibir tratamiento.
Polonia registró por primera vez más de 10.000 casos de coronavirus y 168 muertes en 24 horas. El Gobierno polaco ha reaccionado a esta segunda ola endureciendo las restricciones, imponiendo el uso de mascarilla en espacios públicos y limitando las reuniones, y anunciará nuevas medidas como la posibilidad de establecer la enseñanza a distancia para los cursos más altos de educación primaria.

Croacia informó de su mayor recuento diario de infecciones, casi la mitad de las cuales estaban en su capital. Zagreb registró 705 nuevos casos, más del doble de los 337 del día anterior.

En Suecia también están aumentando los casos. Este jueves las autoridades del país han limitado el aforo de los clubes nocturnos a 50 ante el temor de que se produzca un rebrote de coronavirus en Estocolmo.

El primer ministro, Stefan Lofven, aseguró que «es el momento de que terminen las fiestas en clubes nocturnos» y aclaró que es una «falta de respeto» hacia el personal sanitario salir de fiesta ahora mismo.

En Bélgica, la titular de Exteriores y ex primera ministra, Sophie Wilmès, ha sido ingresada por covid-19 en una unidad de cuidados intensivos tras empeorar su situación. Wilmes dijo que pensaba que se había contagiado dentro de su círculo familiar.

Elke Pattyn, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores ha informado que Wilmes se encuentra estable y consciente y que su estado de salud «no es preocupante».