Este domingo, el prestigioso periódico The New York Times ha decidido rendir homenaje a las víctimas del COVID-19 con un reportaje en su portada titulado: «Las muertes en EEUU se acercan a 100.000, una incalculable pérdida» y con el subtítulo: «No eran simplemente nombres en una lista. Éramos nosotros».

En la primera página del diario se puede ver una larga lista con 1.000 nombres, un 1% de la cifra total de muertos, con el nombre, edad y detalles tomados de sus obituarios.

Simone Landon, editora asistente del departamento gráfico del NYT, dirigió un equipo de editores de distintas secciones de la redacción y tres estudiantes de periodismo que buscaron los obituarios en cientos de periódicos de EE.UU. Según ha explicado han intentado personalizar la tragedia, ya que los números constantemente reportados hacen imposible evaluar el impacto real de la pandemia.

Además Landon ha indicado que en la edición digital se enfatizan de manera interactiva sus historias, con la esperanza de que los lectores «pasen un poco de tiempo con cada uno de ellos».

A la editora se le ocurrió la idea de recopilar los obituarios y esquelas de las víctimas y seleccionar fragmentos de ellos porque colocar puntos o figuras de palitos en una página «en realidad no dice mucho acerca de quiénes eran esas personas, de las vidas que vivieron, de lo que todo esto significapara nosotros como país», dijo Landon.

El homenaje permite conocer vidas como la de Samuel Hargress Jr. de 84 años, que era dueño del local de jazz Paris Blues de Nueva York; Alan Lund de 81 años de Washington, director de orquesta con «el oído más increíble»; Mike Field, de 59 años, un trabajador de emergencia que acudió a ayudar en los atentados de 11 de septiembre de 2001; Theresa Elloie de 63 años de Nueva Orleans, reconocida por su negocio de ramilletes y broches detallados; Mary Santiago, de 44 años, una madre de Illinois; o April Dunn, de 33 años, defensora de los derechos de los discapacitados de Louisiana.

Tom Bodkin, director creativo de The New York Times, dijo que no recordaba ninguna portada sin imágenes en los 40 años que lleva trabajando en el periódico. «Aunque ha habido algunas páginas que solo llevan gráficos, esta es sin duda la primera de los tiempos modernos», señaló.

Según datos de la Universidad Johns Hopkins, la cifra de muertes de EE.UU. supera las 97.000, mientras que los casos confirmados en el país llegan a 1.633.076.

Xan Pereira