Según informó el prestigioso diario británico The Telegraph en marzo, Felipe VI estaría incluido en la red de comisiones del AVE a la Meca al aparecer su nombre como segundo beneficiario en un fondo offshore que se encargaba de gestionar las comisiones millonarias cobradas por los servicios de Juan Carlos I para conseguir el AVE a la Meca en Arabia Saudí.

El rey emérito habría estado detrás de la creación de la fundación llamada Lucum en 2008, con sede en Panamá, y también tendría una cuenta en Suiza. A través de esta presunta pantalla recibió la donación de 64.884.405 euros por parte de quien por entonces era el rey de Arabia Saudí, Abdullah bin Abdulaziz Al Saud.

‘The Telegraph’, tras rastrear esta fundación en marzo, encontró que en los estatutos de la misma, el rey Felipe figura como «segundo beneficiario». Además, en los estatutos también aparece una petición de Juan Carlos I para que Felipe cuide de la familia real «en caso de que herede el fondo» de este fondo o sociedad offshore.

«En los estatutos de Lucum, el Rey Felipe, entonces Príncipe de Asturias, es nombrado segundo beneficiario de la fundación, y su padre le encarga el deber de cuidar del resto de la familia en caso de que herede el fondo», informaba el diario.

Felipe VI

La imagen de Felipe VI

«Las revelaciones amenazan con empañar la imagen del rey Felipe 6 años después de que reemplazara a Juan Carlos, de 82 años, prometiendo un descanso de los tiempos de su padre, golpeado por el escándalo», indicaba el rotativo.

Estas revelaciones constituían la primera vez que el Rey Felipe era vinculado directamente a la supuesta fortuna de Juan Carlos en el extranjero.