El año 2022 ha visto un aumento sin precedentes en el número de menores de edad heridos o fallecidos por disparos de armas de fuego en Estados Unidos, según el Archivo sobre la Violencia Armada (GVA).

Según el informe de GVA – The Gun Violence Archive-, un total de 6.023 niños menores de 17 años han resultado heridos o fallecidos por disparos este año, con 1.323 de ellos fallecidos en tiroteos.

“Este año terminará con el segundo total más alto de tiroteos masivos desde que comenzamos a rastrear datos como organización, y 2022 es el tercer año consecutivo con más de 600 incidentes de tiroteos masivos”, han expuesto desde la organización.

Las cifras representan un importante aumento de los menores fallecidos respecto a 2021, representando 3.111 más heridos que en 2014.

GVA también indicó que este año han muerto por la violencia con armas de fuego 43.567 personas, la mayoría (23.826) en suicidios.

En respuesta a esta crisis, el Congreso de Estados Unidos aprobó un acuerdo en junio para aumentar el control sobre las armas de fuego compradas por menores de 21 años y extender a nivel nacional las leyes de “alerta de peligro”, que permiten confiscar armas de quienes representen un peligro para terceros o para sí mismos.

The U.S. has witnessed approximately 1,565 unintentional (accidental/negligent) shootings so far in 2022.

 

DEJA UNA RESPUESTA