El vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, pidió hoy a los políticos polacos que apuesten por construir más Europa y no por debilitarla, a la vez que criticó el sistema judicial de Polonia, donde los jueces están bajo un control «intimidatorio», dijo.

«Todas las pruebas demuestran claramente que la forma en que operan los procedimientos disciplinarios existentes en Polonia para los jueces tiene un efecto escalofriante e intimidatorio para los magistrados», declaró el político holandés en Varsovia.

Para Timmermans, el nuevo régimen disciplinario para los jueces polacos va más allá del habitual en cualquier sistema judicial europeo, ya que se abren expedientes disciplinarios contra magistrados por razones como, por ejemplo, elevar consultas legales al Tribunal de Justicia Europeo.

«Si un juez tiene dudas sobre cómo aplicar la ley, puede plantear una consulta directamente al Tribunal de Justicia Europeo, del que depende dar una respuesta, y es impensable que las autoridades de su país interfieran en este derecho», explicó Timmermans.

«El funcionamiento de la UE en su conjunto depende del funcionamiento del Estado de Derecho en todos sus Estados miembros», añadió el vicepresidente de la Comisión Europea.

Timmermans participó en Varsovia en un debate junto al líder del partido progresista Wiosna (Primavera), Robert Biedron, un político polaco abiertamente gay que, tras años como alcalde, ha saltado a la política nacional con una formación creada este mismo año.

«Me alegro de que hoy haya venido (Frans Timmermans), porque Polonia necesita la solidaridad de Europa, necesitamos este tipo de gestos, no solo simbólicos sino también concretos, necesitamos apoyo en nuestra lucha por una Polonia más europea», afirmó Biedron.

«Nuestro futuro está solo en la Unión Europea, no hay otra opción», añadió el líder de Primavera.

Timmermans no se reunió con ningún miembro del Gobierno polaco, según confirmaron a Efe fuentes del Ministerio de Exteriores, quienes aseguraron que el vicepresidente de la Comisión tampoco lo había solicitado.

La visita del político holandés se produce después de que la Comisión Europea abriese el pasado miércoles un procedimiento de infracción contra Polonia al considerar que el nuevo régimen disciplinario aprobado para los magistrados impide que los jueces de este país escapen del control político.

Coincidiendo con el expediente a Polonia, Frans Timmermans, presentó entonces una serie de medidas para reforzar el Estado de Derecho en la UE, incluida la apertura de un debate a nivel comunitario, y se refirió a la reforma judicial polaca, que consideró que tiene «un obvio efecto de congelar la actividad de los jueces».

Las medidas que podría conllevar la apertura de este expediente coincidirán con las elecciones generales de Polonia, previstas para el próximo otoño, algo que no ha sentado nada bien al Gobierno polaco, según ha podido saber Efe.

Timmermans mantendrá también hoy un encuentro con la representante de los socialistas polacos, Anna-Maria Zukowska.