Muchos y muchas solo logran ver al café como la mezcla de agua con granos de cafeína, pero lo cierto es que esta simple bebida aporta nutrientes esenciales a nuestro organismo. Una sola taza de café te brinda riboflavina (vitamina B2) ácido pantoténico (vitamina B5), manganeso, potasio, magnesio y niacina. consumo de café en España es la mayor fuente de antioxidantes en la dieta occidental, ya que posee más que la mayoría de las frutas y verduras.

El café es además, por su historia, fuente de anécdotas e historias. Algunas de las curiosidades del café, y que quizá no sepas, es que se descubrió en el año 300, en Etiopía, pero fue hasta el siglo XV que se empezó a tostar sus granos para prepararlos como infusión.

Otra anécdota curiosa es que la palabra café, proviene del árabe “qahhwat al-bun” y significa “vino del grano”. Quizá por ello, al inicio, los europeos llamaban al café como vino árabe.

Esta es la segunda bebida más consumida en el mundo, después del agua ya que todos los días, en el mundo, se beben entre 1,600 y 2 mil millones de tazas. Asimismo, el 65% se toman en la mañana.

Estados Unidos es el país que más café consume en el mundo. Se calcula que 300 millones de personas beben cerca de 400 millones de tazas todos los días. Los estadounidenses gastan un promedio de 1.092 dólares

El paisaje cultural del café colombiano, según la UNESCO, representa un símbolo a nivel nacional y para otras zonas cafetaleras del mundo. Incluye seis paisajes cafetaleros y 18 centros urbanos de las cadenas occidental y central de la Cordillera de los Andes, al oeste de este país.

Tipos de café en España

En España, los tipos de café que más se consumen son el solo, el cortado y el café con leche, el manchado y el carajillo:

  • Café solo: café y agua a presión en una máquina expreso. En sólo 25 segundos se obtiene esta infusión y es de los más pedidos en las cafeterías españolas.
  • Cortado: café y agua a presión en una máquina expreso, pero con una nube de leche.
  • Manchado: también muy popular, el café manchado se obtiene, al contrario que el cortado, añadiendo una pizca de café en una taza de leche.
  • Café con leche: de los más pedidos en cualquier bar de España. Se coloca prácticamente la misma proporción de leche y de café.
  • Carajillo: esta popular receta se obtiene al añadir alcohol (brady, habitualmente, aunque en Galicia es común hacerlo con aguardiente). Para hacerlo bien el brandy sería calentado junto a unos granos de café y piel de limón, entonces el café recién preparado sería añadido a la mezcla para después filtra los granos de café y la piel del limón.