La francesa Julia Ducournau, se convierte en la segunda mujer que la obtiene en toda su historia, revolucionando el certamen. La película relata una historia de violencia.

Con anterioridad nunca la sección oficial había contado con tantas películas, 24; nunca antes el presidente del jurado fue negro, Spike Lee. El premio fue entregado por Sharon Stone.

La pandemia ha alterado la normalidad
del renombrado festival de cine, que ha contado con muchas menos
acreditaciones que años anteriores, recordando que la versión
precedente había sido suspendida, como consecuencia de la pandemia
por COVID.

Julia Ducournau con su thriller
obtuvo la Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes.

La directora logró el premio en
solitario ya que en 1993 Jane Campion ( La lección de piano) la
habia compartido con Chen Kaige (Adiós a mi concubina). El tercer
largometraje de la cineasta francesa, que conforma su obra más
extrema, transgresora y perturbadora resultó la ganadora del premio
mayor.

La victoria de Ducournau fue
previsible, por su filme pleno de un terror salvaje matizado con un
corazón más que tierno. La película ha provocado grandes debates
desde su proyección por su radicalidad, su firmeza y por su defensa
de un amor por encima del empoderamiento femenino.

La realizadora, parisienne con 37 años
se sube al olimpo cinematográfico de la mano de Titane, y en el
escenario defendió la diversidad, lo queer y la emoción por lo
diferente. Según algunos críticos Titane es una bomba
cinematográfica que les voló la cabeza a todos, los que asistieron
a su proyección, dado que esperaban algo fuera de lo común pero no
tan brutal. La realizadora francesa es más salvaje de lo que cabe
suponer y revienta con todas las expectativas.

Su protagonista, es una asesina en
serie, avezada al fetichismo de las cuatro ruedas que queda
embarazada y se hará pasar por un varón para lograr esconderse.
Desde su proyección para la prensa se convirtió en el film
escándalo de la edición 2021 del Festival de Cannes.

Spike Lee por error al comienzo de la
gala anunció la premiación, pero la cineasta francesa espero la
correcta designación de su nominación para subir al escenario a
aceptar el mismo.

La equivocación del presidente del
jurado, develó con anterioridad la ganadora en una edición extraña,
caótica y excesiva.

En el año 2018, la frustración por la
desigualdad de género en la alfombra roja había sido muy
manifiesta, verificando el crecimiento de la misma con el
transcurrir de los años. Fue en esa circunstancia que Salma Hayek,
Cate Blanchett y Agnes Varda protestaron airadamente por la cantidad
de títulos seleccionados con los cuales poder competir por la Palma
de Oro. La cifra era muy desventajosa para el sexo femenino, estando
compuesta, en esas circunstanciascon tan solo con 82 peliculas de
directoras contra 1645 dirigidas por hombres. En el certamen de
este año 4 de las 24 películas seleccionadas para la Palma de Oro
son dirigidas por cineastas femeninas.

La directora de “Titane” vivió la
jornada de la premiación con estupor y sorpresa. Julia Ducournau se
convierte así en la segunda mujer tras Jane Campion, en conseguir
tan alto honor, en los 74 años del festival..

La cineasta galardonada efectúa la
sinopsis de la película de la siguiente manera:”Tras una serie de
crímenes sin explicación, un padre encuentra a su hijo desaparecido
hace 10 años. Titanio: metal altamente resistente al calor y a la
corrosión que ofrece aleaciones muy duras”. Se cuenta la historia
de una mujer que intenta ser alguien que no es, abandonando lo que
fue en un momento y de dar a luz a un ser invulnerable que tal vez
sea de titanio.

No tiene parecido a ningún género
pero tal vez los abarca a todos: es terror con certeza de ser un
cuento fantástico; es un thriller con la tensión de una bomba a
punto de estallar y también es tragedia con la brutalidad de un
fuego sin control.

Titane presenta escenas muy creativas
de llamativa violencia homicida, sexo entre una mujer y un vehiculo
con un motor en ebullicion y otros momentos capaces de generar un
desconcierto notable. La anterior película de Ducournau, la
increíble Crudo (2016), era una reflexión sobre la feminidad y el
canibalismo con un potencial capaz de lograr que muchos de los
espectadores huyeran escandalizados de las salas cinematográficas
ante la crudeza de las escenas mostradas. Según la opinión de
muchos críticos constituye una película extraordinaria.

El Festival de Cannes, se trasladó de
mayo a julio para intentar que el calor del verano le brinde un mejor
marco con menos contagios al certamen que regresó cargado de
películas luego de la anulación producida en el año 2020.

El certamen presentó un nivel alto de
competición pero no tuvo ningún filme comparable con el éxito
obtenido por Parásito en la edición de 2019. Más allá de los
estrenos y los premios otorgados, la verdadera protagonista de este
Cannes ha sido la COVID, que ha obligado a modificar el normal
funcionamiento del festival.

Ha sido un año con pocas estrellas
presentes que no han permitido las continuas alfombras rojas de otras
ediciones.

En el escenario, Ducournau agradeció
al jurado”por dejar entrar a los monstruos». Reconoció al
periodismo y que esperaba que “francamente el premio que recibí no
tenga nada que ver con ser mujer”. Agregó que “Como soy la
segunda mujer en recibir este premio, pensé mucho en Jane Campion y
en cómo se sintió cuando ganó”.

Más mujeres vendrán detrás de ella,
dijo la premiada cineasta. “Habrá un tercero, habrá un cuarto,
habrá un quinto”. No hay dudas sobre el talento de Ducournau,
quien logra transmitir con fluidez lo extraño y lo impactante cómo
si fuera natural

Con multitudes más pequeñas, y con el
uso de máscaras obligatorias en los cines, Cannes constituyó el
primer gran festival de cine que se puede celebrar desde el inicio de
la pandemia en un formato casi habitual.

Titane es una coproducción franco-belga muy potente, pudiendo ser considerada como el largometraje más moderno entre los 24 pretendientes al premio mayor.

Daniel Hector Saban columnista Diario Digital Femenino

@danielhectorsa3

0

DEJA UNA RESPUESTA