Al menos 11 personas murieron en dos tiroteos ocurridos este miércoles en dos bares para fumar en pipa de agua (hookah) en la ciudad de Hanau, en el oeste de Alemania. Después de los disparos fatales, se sospecha oficialmente de terrorismo de extrema derecha. El ministro del Interior de Hesse, Peter Beuth, lo ha confirmado en el parlamento estatal de Wiesbaden. El presunto autor de los tiroteos fue Tobias R., de 43 años, hallado sin vida en una vivienda de esa misma localidad junto con otro cadáver. El sospechoso dejó una carta y un vídeo confesando los crímenes, en ambos detalla argumentaciones de extrema derecha. También habla de que «ciertos pueblos tendrían que ser destruidos cuya expulsión de Alemania ya no podría lograrse». Este hecho ha sido confirmado por la AFP, la oficina del fiscal federal tiene «evidencia de motivación xenófoba». Según el periódico «Bild», se dice que el terrorista expresó «puntos de vista confusos, muchos de ellos radicales de derecha». Esta información aún no ha sido confirmada. Peter R. Neumann es un periodista y académico alemán que aparece con frecuencia en radio y televisión como experto en terrorismo y violencia política, aporta más información sobre la carta (él la tilda de manifiesto): «Odia a los extranjeros y a los no blancos. Aunque no enfatiza el Islam, hace un llamado al exterminio de varios países en el norte de África, Medio Oriente y Asia Central (que en su mayoría son musulmanes mayoritarios)». El reputado periodista indica que Tobias R. «justifica su llamado a matar a las poblaciones de países enteros en términos explícitamente eugenistas, diciendo que la ciencia provoca que ciertas razas sean superiores». En el vídeo hallado, el terrorista de extrema derecha envía, en un inglés fluido, un mensaje en el que dice que Estados Unidos está «bajo la influencia de sociedades secretas» que utilizan el «control mental» para controlar a las personas. Hay «instalaciones militares subterráneas» donde «los niños son torturados y asesinados». En el breve video, aparentemente tomado en un departamento privado, se alienta a los estadounidenses a rebelarse.