La tasación de una vivienda es una certificación fundamental e indispensable a la hora de comprar o vender un inmueble, ya que permite conocer cuál es el valor real de la vivienda, otorgando al vendedor una referencia para fijar el precio de venta, y una garantía al vendedor de que el inmueble cuenta con todos los requisitos que ofrece el vendedor.

Consiste en un informe de valoración elaborado por un especialista o profesional inmobiliario, perteneciente a una empresa que debe estar homologada y supervisada por el Banco de España, la cual debe estar inscrita en un registro oficial. Asimismo, toda la regulación relacionada con la tasación debe estar recogida en la normativa ECO/805/2003, para así garantizar la transparencia de todo el proceso.

El tasador puede ser un arquitecto o arquitecto técnico, y su función es establecer el valor de un inmueble objetivo y justificado, teniendo en cuenta diferentes criterios previamente establecidos a través del desarrollo de una metodología adecuada para cada caso.

Para ello, el tasador debe acudir en persona al inmueble, para tomar medidas y realizar fotografías de todas las habitaciones.

En caso de que necesites realizar una tasación en la ciudad Condal, la inmobiliaria en Sant Martí de Barcelona, Gumperapi, es una agencia con una amplia experiencia en el sector inmobiliario, consolidada como una de las empresas de referencia de su zona.

Y dada su importancia, a continuación, te vamos a contar todo lo que debes saber sobre la tasación de una vivienda.

¿Qué factores se valoran al tasar una vivienda?

Una vez conocemos qué es la tasación de una vivienda y quién la realiza, a continuación, vamos a ver los factores que el tasador valora al tasar una vivienda:

Ubicación de la vivienda

La ubicación exacta de la vivienda es uno de los factores que más inciden al tasar un inmueble, ya que el precio de dos casas de las mismas características puede variar enormemente en función de la ubicación, independientemente de que ambas estén separadas únicamente por 100 metros de distancia.

Servicios de la zona

Otro de los factores más a tener en cuenta son los servicios que hay alrededor del inmueble, ya que tener servicios como colegios, centros de salud, paradas de transporte público, supermercados, etc., puede incrementar el valor de la vivienda considerablemente.

Superficie y distribución

La superficie útil de la vivienda incide enormemente a efectos de la tasación, así como el estado de conservación del inmueble, o las reformas que se han realizado a lo largo de los años. Por ejemplo, una vivienda con una distribución abierta es mejor valorada que una vivienda con habitaciones pequeñas y un pasillo muy largo. Asimismo, una vivienda reciente reformada también tiene un valor superior al de una vivienda idéntica, pero que no ha sido reformada.

Calidad de los materiales de construcción

Obviamente, cuanto mejores son los materiales de construcción, mayor será el valor de la vivienda, ya que esto afecta en la durabilidad, aislamiento, etc.

Situación del inmueble en el edificio

Otro factor que incide enormemente es tanto la orientación como la altura de la vivienda. En un mismo edificio, un sexto tiene mayor valor que un primero, del mismo modo que una vivienda exterior y con una gran luminosidad tiene también una mejor valoración que un piso que dé a un patio interior.

Antigüedad

Por último, la antigüedad del edificio y de la propia vivienda también incide en la valoración, ya que una finca nueva o recientemente rehabilitada, tiene un valor superior al de una antigua y sin reformar.

¿Cuánto cuesta la tasación de una vivienda?

No existe una cifra exacta, ya que el precio de la tasación dependerá de las dimensiones del inmueble, y cuanto más grande sea la casa, por lo general, más alto será el precio de la tasación.

¿Quién paga la tasación?

Por norma general, la tasación corre a cuenta del vendedor del inmueble, que tendrá total libertad para elegir libremente al tasador que desee, siempre y cuando esté homologado por el Banco de España.

¿Cuánto dura una tasación?

Desde la fecha de emisión, la tasación de una vivienda tiene una durabilidad máxima de 6 meses. Este plazo se ha fijado teniendo en cuenta que el mercado inmobiliario actual está en constante cambio, y en un tiempo superior, el valor del inmueble tasado podría haber variado considerablemente, tanto al alza como a la baja.

¿Para qué sirve tasar una vivienda?

La tasación puede servir para diferentes cosas, pero lo más habitual es tasar una vivienda al solicitar una hipoteca al banco, cuando se va a vender el inmueble o cuando este está sujeto a determinados procesos judiciales, como podría ser un embargo o una herencia.

Aquí habría que diferenciar entre tasaciones hipotecarias, con el objetivo de que los bancos otorguen una hipoteca, judiciales, cuando se quiere repartir o dividir el bien, o comerciales, cuando se quiere conocer el valor del inmueble en pos de una acción de compra-venta.

DEJA UNA RESPUESTA