Miles de madrileños no se sienten representados por la última campaña de la Comunidad de Madrid para fomentar el turismo, una campaña basada en dos pilares: los privilegios y el consumismo.

En el anuncio se puede ver a una mujer que se sienta en un bar mientras habla por teléfono y miente a su interlocutor diciéndole que no ha tenido tiempo para nada más que trabajar y que ya le toca regresar, mientras se muestran imágenes de ella jugando al golf, tomando algo en un bar o comprándose ropa y zapatos.

En ese momento, aparece Mario Vaquerizo haciendo de camarero e intentando convencer a la señora de que se quede más tiempo en la capital para poder disfrutar de todo lo que se puede ver en ella.

Todo sobre el polémico anuncio de la Comunidad de Madrid
Todo sobre el polémico anuncio de la Comunidad de Madrid

Vaquerizo menciona el Museo del Prado, el Palacio Real, El Retiro o el Rastro de Madrid, con el que muchos madrileños sí se sienten representados, pero cada plano de estos espacios dure apenas un par de segundos.

El artista también hace un repaso de los lugares con naturaleza a gran distancia de la ciudad, como la Sierra de Madrid, sin embargo, no menciona lugares que están más cerca y que también tienen famosos parques y centros culturales, como los barrios de fuera de «la almendra» con lugares como La Quinta de los Molinos, el Matadero de Madrid, la Casa de Campo, el Parque de San Isidro o el Mirador del Cerro del Tío Pío.

Tal y como explica El Plural, una persona nacida en Madrid podría echar de menos los teatros que, además de musicales de altos precios, representan también obras pequeñas inspiradas en poetas extranjeros y natales, como Lope de Vega.

Un madrileño también podría notar la ausencia del Barrio de las Letras, el Barrio de La Latina, de Tirso de Molina, la plaza del Dos de Mayo, la estación de Atocha y sus museos aledaños, como el Reina Sofía donde se encuentra el Guernica, una de las obras de arte más importantes de nuestra cultura.

Vaquerizo termina el spot diciendo: «Tenemos el cielo más bonito del mundo. Porque de Madrid al cielo», un cielo rosa o naranja debido a la alta contaminación con la que cuenta la capital. No obstante, no se hace ninguna referencia ni a eso ni a algún plan para rebajar esos niveles de baja calidad del aire.

Tampoco se menciona el problema de acceso a la vivienda en Madrid, en donde es imposible alquilar o comprar un piso céntrico y hasta en la periferia.

Al Madrid que todos conocemos también le falta una sanidad pública que no sea de las más precarias en presupuesto y recursos.

Sin embargo, si en algo acierta la campaña es en mostrar una vida que difícilmente puede conseguirse, una vida de lujos y privilegios no accesible para la mayoría de la clase trabajadora.

DEJA UNA RESPUESTA