El Jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil, el general José Manuel Santiago, ha afirmado este domingo en rueda de prensa que en la lucha contra los bulos se trabajaba en dos direcciones: «Por un lado, evitar el estrés social que producen estos bulos, y por otro, minimizar el clima contrario a la gestión de crisis por parte del Gobierno”.

La declaración ha generado una tormenta política y se ha convertido en un asunto de discusión en las redes sociales. PP y Ciudadanos han pedido la comparecencia en el Congreso del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, por sobre las declaraciones de Santiago.

La polémica se produce en un contexto en el que la Fiscalía investiga si existe un grupo criminal detrás de la campaña de bulos contra el Gobierno sobre el coronavirus, después de que Unidas Podemos denunciara un ataque organizado.

El ministro Marlaska también aclaró en una rueda de prensa por la tarde que el general había sufrido un lapsus. “Si es así como se ha dicho, se trata de un lapsus del general al contestar”, ha precisado el ministro. “Los bulos son las fake news y las falsas noticias y su voluntad es causar una gran alarma social con riesgo objetivo para el orden público. No entra para nada la crítica política, porque eso es la libertad de expresión”.

El ministro enfatizado que los hechos que se están trasladando a la Fiscalía son bulos que suponen para la población un “engaño manifiesto con riesgo al orden público”. “Evidentemente la crítica es lo más sano en un estado de derecho y más en esta circunstancia”, ha zanjado.

El líder del PP, Pablo Casado, publicó en su cuenta de Twitter: “La Guardia Civil no está para “minimizar el clima contrario a la gestión de crisis por parte del Gobierno”. Sánchez debe explicar si ha ordenado a los Cuerpos de Seguridad coartar la libertad de expresión de los ciudadanos en redes sociales para tapar sus errores. Sería gravísimo».

Ciudadanos también se ha sumado en Twitter a exigir la comparecencia del ministro del Interior, así como del Jefe del Estado Mayor de la Guardia Civil. “Es una declaración gravísima y muy preocupante”, ha afirmado el diputado Edmundo Bal.

Por su parte, Vox ha anunciado, también en la red social, que interpondrá “acciones judiciales urgentes” contra el ministro y contra el general que ha realizado estas declaraciones, pues en su opinión “ha reconocido públicamente un delito gravísimo contra la libertad de expresión que es un derecho fundamental”. “Esto es, de hecho, el inicio de un golpe de Estado del propio Gobierno, que ordena al Instituto Armado que vulnere la Constitución”, ha señalado el líder del partido, Santiago Abascal.

El instituto armado realizó un comunicado oficial respecto a la polémica que fue difundido durante la tarde de ayer: “En relación con las declaraciones realizadas por el general Santiago en la mañana de este domingo la Guardia Civil aclara: La labor de monitorización que realizan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y en las que participa la Guardia Civil, está destinada exclusivamente a detectar aquellos bulos y desinformaciones que generan un gran nivel de estrés y alarma social, especialmente en temas de salud. Se hace siempre con escrupuloso respeto al derecho a la libertad de expresión y a la crítica. Se monitorizan los bulos que pretenden generar alarma social, nunca la libertad de expresión. La Guardia Civil es uno de los principales garantes de la libertad de expresión”.