El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha asegurado este lunes, tras conocer que la Eurocámara ha autorizado una conferencia de Vox sobre Cataluña este miércoles en su sede de Bruselas, que le parece «una vergüenza que un partido fascista racista y xenófobo entre en el Parlamento Europeo».

En un acto en Bellaguarda (Lleida), donde ha inaugurado la plaza ‘1 d’Octubre’ –tras visitar también Torrelameu–, ha dicho que hay políticos demócratas y que están sufriendo «la represión» y ha citado cómo al expresidente Carles Puigdemont y a él mismo no se les autorizó a hacer una conferencia.

«Me parece lamentable. Espero y pienso comunicarme con los grupos de la cámara para expresarles mi decepción y mi queja, ya no tanto porque nosotros no pudiéramos hacer la conferencia, sino porque me parece indigno de un Parlamento que tenga acceso el fascismo», ha agregado.

Ha recordado que el presidente Puigdemont presentó una queja a la Defensora del Pueblo Europeo por el veto a su conferencia y ha anunciado que él presentará otra por el hecho de que no se le autorizada y ha insistió en que donde hay que poner el acento «es en que en el Parlamento Europeo se permita la conferencia de un partido fascista racista y xenófobo como es Vox».

También se ha referido al juicio por el proceso soberanista en el Tribunal Supremo y ha criticado las declaraciones del exsecretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, sobre el que Torra ha afirmado: «Es una vergüenza que pueda llegar a calificar lo que todos vimos el 20 de septiembre como un acto tumultuoso».

«Yo estaba allí, yo lo vi, vi una protesta, y si el Estado español piensa que en el siglo XXI los derechos de manifestación, de protesta y de libertad de expresión, no son derechos que haya que proteger, la verdad yo no quiero vivir en este Estado ni un día más», ha sentenciado el presidente.