Lo ha defendido al pronunciar la conferencia ‘Catalonia and the right to self-determination: an international perspective’ (Cataluña y el derecho a la autodeterminación: una perspectiva internacional) en el Instituto Universitario de Lisboa (Iscte-IUL), ha explicado en un comunicado la Generalitat.

Se ha referido a la intención de la Abogacía del Estado de inculpar a votantes por el 1-O y ha asegurado que hay miles de catalanes dispuestos a autoacusarse, entre los que se incluye: «Si votar es un delito, soy culpable; si defender la democracia es un delito, soy culpable; si defender la autodeterminación es un delito, soy culpable».

Ha defendido que la autodeterminación es clave para un futuro conjunto, basado en la democracia y el respeto mutuo, y ha añadido: «El futuro de la Península Ibérica no es solo una plurinacionalidad, lo que es innegable, sino una pluralidad de estados independientes».

«El potencial de la Península Ibérica no acabará de desarrollarse mientras los derechos de Cataluña como nación sean suprimidos», ha lamentado, y ha asegurado que la respuesta que ve represiva por parte de políticos españoles hace que la península pierda su mayor oportunidad de lograr su máximo peso geopolítico.

Y ve en la actualidad un «creciente autoritarismo», ante el que defender el derecho a la autodeterminación de Cataluña es un interés geopolítico de Europa, según él.