Joan Jordi Abentín Senán

Después de la fuga de militantes del PDeCAT hacia Junts, Quim Torra substituye a la última consellera que aún es militante del partido que ahora lidera David Bonvehí. Con ella también se marchará el famoso conseller de interior Miquel Buch y Mariàngela Vilallonga.

Sus substitutos, tal y como indica Actualitat Penal, son Miquel Samper para interior, Àngels Ponsa cultura y Ramón Tremosa para empresa. Este último fue un miembro muy activo del Grupo Liberal Europeo con una visión política que no coincide demasiado con la que quiere ser Junts.

Por lo que hace Miquel Buch, ya hace tiempo que está en el punto de mira. Encargándose de los Mossos, ha sido quien los comandó durante varios disturbios que acabaron a golpes de porra y violencia policial. Ya Torra en diferentes ocasiones ha criticado públicamente al Conseller.

Por su parte, Mariàngels Vilallonga fue quien substituyó a Laura Borràs en la Conselleria de Cultura.

La remodelación del Govern viene en un momento de crisis interna en el espacio de Junts/PDeCAT y puede que sea uno de los motivos por el cual el President ha decidido hacer esta maniobra. Además falta poco tiempo para vista de Torra al tribunal supremo.

Después de estos cambios, ya serían ocho substituciones por parte de JxCAT en el ejecutivo y cuatro de ERC. En total, 14 Consellers (4 de ellos inhabilitados) que empezaron la legislatura ya no siguen, indicando así la complejidad política que estamos en estos momentos.