Quim Torra, presidente de la Generalitat, ha insistido este miércoles en el ultimátum que lanzó a Pedro Sánchez tras la negativa del Gobierno a aceptar su invitación para mantener una reunión.

Torra mantiene su pulso después de que Sánchez declinase reunirse con él «en las próximas semanas» en la Generalitat para hablar del proyecto del Gobierno central para Cataluña y «del ejercicio del derecho a la autodeterminación«. Isabel Celaá, la ministra portavoz del Gobierno, advertía de que éste no era el momento más adecuado para hablar de una posible reunión.

«Ok. Nosotros mantendremos siempre las puertas abiertas a la negociación con España y a la mediación internacional. Pero, como dije ayer, el independentismo dejará de dar cualquier tipo de estabilidad al presidente Sánchez en el Congreso a partir de noviembre«, indicó Torra en un mensaje en su cuenta de Twitter.

Por su parte, JxCat y ERC han registrado una propuesta de resolución conjunta que busca que el Parlament inste al Govern a explorar las vías de diálogo y negociación con el Gobierno central para un «referéndum acordado, vinculante y reconocido internacionalmente que respete el derecho a decidir«, pero sin incluir un plazo para conseguir esta votación para evitar una presión asfixiante sobre el Ejecutivo. Los dos partidos apuestan por entablar un diálogo «de igual a igual, sin condiciones ni renuncias, como base de una negociación» para resolver el conflicto político en Cataluña.

DEJA UNA RESPUESTA