El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha llamado a “rebelarse ante la injusticia y hacer caer los muros de la opresión” de cara al año que viene cuando se celebrará el juicio por el proceso independentista, y ha anunciado que pondrá en marcha la tramitación legislativa para hacer efectivas las leyes sociales suspendidas por el Tribunal Constitucional (TC).

En su mensaje de fin de año emitido este domingo, Torra ha defendido: “El año que pronto comenzará debe servir, precisamente, para realizar el mandato democrático de la libertad”, y ha citado las palabras del senador norteamericano Robert Kennedy, que afirmó que solo los que se atreven a arriesgar mucho pueden conseguir mucho.

En su discurso, el presidente del Govern ha apelado a la unidad y la solidaridad en defensa de los derechos civiles, sociales y políticos, “ante las embestidas que hacen recular muchos años en consolidación democrática”.

“Nos tenemos que exigir ser más fuertes en la unidad”, ha subrayado Torra, que también ha apelado al diálogo, la negociación y la necesaria mediación internacional para la resolver situación política catalana.

También ha reivindicado que la defensa de los derechos sociales sea una oportunidad, que se dejen atrás “las desconfianzas y las diferencias” y que la generosidad sea el vehículo de la expresión colectiva.

DIÁLOGO “CREÍBLE, SINCERO Y VALIENTE”

Además, ha pedido que el Estado tenga “voluntad de encarar un diálogo creíble, sincero y valiente para una solución política y democrática”, y que se vele por aislar a la extrema derecha y al fascismo.

Torra ha calificado de “gravísima” la situación política actual, pero ha asegurado que el 2018 ha dejado también una lucha constante para mantener la esperanza y la autoconfianza.

En este sentido, el presidente ha sostenido que un 80% de la sociedad catalana ha tejido tres consensos: “Que somos y nos sentimos republicanos; que no aceptamos la represión penal para resolver cuestiones políticas y democráticas, y que queremos ejercer nuestro derecho a la autodeterminación”.

El presidente de la Generalitat ha propuesto a los catalanes “redoblar tiempo y esfuerzo en tomar de nuevo la incitativa”, ya que ha destacado que solo la libertad colectiva será la fuente de la libertad personal de los presos independentistas y en el extranjero.

Por otro lado, Torra ha remarcado los “buenos datos económicos” que ha dejado el 2018 en Catalunya, como los 20 trimestres continuados de crecimiento del PIB; los más de 60 meses de disminución interanual del paro, y que se han registrado más exportaciones que nunca.

Ha concluido su mensaje defendiendo la democracia, la justicia y la no violencia, junto a la determinación del 1 de octubre y la fuerza colectiva y la dignidad del 3 de octubre, tras lo que ha afirmado: “Estemos preparados para el año de la libertad, que ya se acerca”.

Deja un comentario