Las querellas siguen marcando el ritmo de la política catalana. Dos horas después de que la Fiscalía se haya querellado contra Quim Torra por desobedecer la orden de retirar los lazos, el president de la Generalitat ha hecho lo propio contra los integrantes de la Junta Electoral Central (JEC) que le obligaron a retirar los símbolos soberanistas de los edificios públicos. Considera el president que los miembros de la JEC habrían incurrido en un presunto delito de prevaricación administrativa, esto es, dictar una resolución a sabiendas de su injusticia.

En la querella, a la que ha tenido acceso este diario, Torra sostiene que el acuerdo de la Junta que le instó a retirar los lazos «dista mucho de ser acorde a derecho, siendo su contenido aleatorio y arbitrario, quebrando por lo tanto la regla de exhaustividad» necesaria en asuntos de «derechos fundamentales» como, a juicio del president, son los relativos a los lazos amarillos y los símbolos exhibidos en las sedes gubernativas de la Generalitat.

DEJA UNA RESPUESTA