Chile está viviendo la peor catástrofe de la década, comparable solo al terremoto de 2010. En medio del verano sudamericano, el país se encuentra asolado por incendios forestales en la región de Valparaíso, dejando un saldo hasta ahora de 112 víctimas mortales y cerca de 40.000 afectados por la destrucción de viviendas.

La situación ha llevado al Gobierno a declarar dos días de luto nacional. Actualmente, hay 165 focos de fuego, con 40 aún activos, 112 bajo control y cuatro extinguidos. Sin embargo, más de 15.000 viviendas han quedado reducidas a cenizas, con 112 personas fallecidas y más de 200 desaparecidas, evidenciando los efectos de la sequía y el cambio climático.

El presidente, Gabriel Boric, expresó su pesar durante su visita a Valparaíso, afirmando que «Chile entero llora y sufre a nuestros muertos». La solidaridad internacional también se ha hecho presente, con el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, ofreciendo apoyo coordinado a través de los Ministerios de Exteriores.

Tragedia en Chile: más de 110 víctimas mortales en devastadores incendios
Tragedia en Chile: más de 110 víctimas mortales en devastadores incendios

El subsecretario del Interior, Manuel Monsalve, confirmó la magnitud de la tragedia, indicando que solo 32 de los fallecidos han sido identificados hasta ahora. A pesar de la mejora en las condiciones de control de incendios, se mantiene la lucha activa. Rodrigo Mundaca, gobernador de Valparaíso, sugirió posibles motivaciones intencionales detrás de los incendios, calificándolos como homicidios que no deben quedar impunes.

La Unión Europea se ha ofrecido a colaborar y brindar ayuda, mientras que el Papa Francisco expresó sus condolencias durante el rezo del Ángelus.

Se espera que la ola de calor disminuya en los próximos días, lo que facilitará las tareas de extinción. A pesar de los esfuerzos, Chile enfrenta una tragedia sin precedentes, resaltando la urgencia de abordar los desafíos medioambientales y climáticos que amenazan a la región.

DEJA UNA RESPUESTA