Este lunes, el exjugador del FC Barcelona, Dani Alves, se sienta en el banquillo de la Audiencia de Barcelona, acusado de violar a una joven en el baño de una discoteca en la capital catalana en diciembre de 2022. La Fiscalía solicita una pena de nueve años de cárcel por este presunto delito.

La sección 21ª de la Audiencia de Barcelona ha destinado tres días para juzgar al futbolista, quien ha estado en prisión preventiva desde el 20 de enero de 2023, fecha en la que los Mossos d’Esquadra lo detuvieron tras la denuncia de una joven de 23 años que lo acusó de violación la noche del 30 de diciembre de 2022.

Si un acuerdo de última hora entre las partes no lo impide, el juicio está programado para comenzar a las 10:00 horas, abordando inicialmente las cuestiones previas. Es probable que la defensa de Alves solicite declarar al final del juicio, después de escuchar a los testigos y presentar las pruebas periciales, tal y como recoge El HuffPost.

Tras 12 meses en la cárcel, Dani Alves se enfrenta al juicio por violación
Tras 12 meses en la cárcel, Dani Alves se enfrenta al juicio por violación

Si el tribunal acepta esta solicitud, la primera en declarar será la víctima, quien responderá a las preguntas a puerta cerrada, con la voz distorsionada y el rostro pixelado para preservar su identidad. Posteriormente, testificarán las amigas que estaban con ella la noche del incidente en la discoteca Sutton.

Las demandas varían entre la Fiscalía, que pide nueve años de prisión y una indemnización de 150.000 euros, y la acusación particular representada por la víctima, que eleva su petición a 12 años de prisión, la pena máxima por agresión sexual.

La defensa, encabezada por las abogadas Inés Guardiola y Miraida Puente Wilson, busca la absolución de Alves argumentando que no hubo violación y que la relación fue consentida. Sin embargo, plantea atenuantes como la embriaguez y el pago de la indemnización impuesta como fianza.

La Fiscalía sostiene que Alves agredió sexualmente a la joven en el baño del reservado de la discoteca, utilizando una actitud «despectiva y violenta». La joven, según la versión del Ministerio Público, experimentó una sensación de «angustia y terror» que le impidió reaccionar.

Durante el juicio, se presentarán 28 testigos, incluyendo personal de la discoteca, amigos de Alves presentes en el lugar y la esposa del deportista, Joana Sanz. También declararán los Mossos d’Esquadra que atendieron a la denunciante y los peritos que analizaron las pruebas biológicas recogidas en el baño del reservado.

Un total de 270 profesionales de 70 medios de comunicación, incluyendo 23 extranjeros, están acreditados para cubrir el juicio, que se transmitirá a la prensa mediante señal de circuito interno, con restricciones sobre la difusión de imágenes y sonido, salvo algunos planos del acusado en el banquillo antes del inicio del juicio.

DEJA UNA RESPUESTA