La Cámara de Diputados de Argentina aprobó el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo, que despenaliza y legaliza el aborto en las primeras 14 semanas de gestación. Esta media sanción se dio tras una sesión maratónica y con una multitud concentrada fuera del Congreso. Con 131 votos a favor y 117 en contra, además de seis abstenciones, se habilitó el festejo con pañuelos verdes por un logro histórico.

Ahora, el proyecto deberá ser debatido en la Cámara de Senadores, donde en 2018 fue rechazado. Según un relevamiento de Economía Feminista, tras el recambio legislativo de 2019 hay 34 senadores en contra, 33 a favor y cuatro que no tomaron postura pública frente al tema.

Qué se votará en el Senado

El proyecto de ley que se aprobó en Diputados es el presentado por el Gobierno nacional y no el eleaborado de manera colectiva por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Ambos proyecto legalizan el aborto hasta la semana 14, pero tienen diferencias que generaron polémicas dentro de los feminismo.

El proyecto del Ejecutivo penaliza a quien se realice una interrupción voluntaria del embarazo pasada la semana 14, como así también a quien ejecute la práctica. Otro agregado del nuevo proyecto que generó polémica es la objeción de conciencia, que en el proyecto de la Campaña no existía.

Esta figura legal permite a los y las médicas negarse a realizar la práctica por cuestioe morales y/o religiosas. Lo que sí garantiza la ley es que las intituciones que tengan todos médicos objetores de conciencia, deberán garantizar la derivación de la persona que desea interrumpir el embarazo.

Vigilia y festejo verde

Mujeres, lesbianas, travestis, trans y no binaries salieron a las calles en todo el país. En la Ciudad de Buenos Aires, se colmaron las calles que rodeaban al Congreso desde las 10 de la mañana de ayer hasta hoy a las 7.30 cuando se conoció la aprobación del proyecto.

En el día más caluroso del año en Argentina, miles de personas particparon de talleres, conferencias y actividades artisticas. También había pantallas donde se podía escuchar el debate que sucedía puertas adentro del recinto. Durante más de 20 horas, las calles se tiñeron de verde para exigir una vez más el derecho a decidir. Este escenario se replicó en varios puntos del país.

Fuente: ANFNews