La temporalidad es una grave problema de nuestro sistema sanitario que afecta en torno al 30 por ciento de las enfermeras y enfermeros de nuestro país. se produce en todas las comunidades autónomas.

Un estudio del Sindicato de Enfermería, SATSE, concluye que tres de cada diez profesionales de Enfermería encadenan contratos de horas,  días o semanas durante años lo que supone un grave perjuicio para ellas y ellos y también para los pacientes y al sistema sanitario en su conjunto.

¿En qué afecta a los profesionales? Miles de enfermeras y enfermeras viven pendientes de que el teléfono suene para trabajar.  no saben cuándo y donde van a trabajar, ni por cuanto tiempo. no pueden conciliar su vida laboral y personal, no pueden hacer ningún plan de futuro…

¿En que afecta a los pacientes? Estos profesionales tienen que trabajar de manera reiterada en unidades, servicios o centros sanitarios diferentes. un día les puede tocar en traumatología, otro en maternidad… esto, sin duda, afecta negativamente a la calidad y seguridad en la atención que se presta a los pacientes.

Esta lamentable situación ocurre porque a los distintos servicios de salud les sale más barato. Es cuestión de dinero. Es un claro ejemplo de que no se antepone la salud y seguridad del paciente a otros intereses puramente económicos.

Hace meses se vendió a bombo y platillo que se convocaría este año una macro oferta pública de empleo para reducir la temporalidad al 8 por ciento y al final no se ha cumplido este objetivo.

SATSE propone que en todos los servicios de salud se establezca una convocatoria cada dos años, al menos, de un concurso-oposición para crear empleo estable. En Educación se ha hecho y creemos que se puede hacer igualmente en Sanidad

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario