La Organización Mundial de la Salud ha elegido el antiviral Remdesisvir de la compañía Gilead como principal candidato para comenzar sus ensayos clínicos con pacientes reales en España infectados por COVID-19.

La multinacional comenzó el ensayo clínico en China y lo está trasladando a países con un número elevado de infectados como Francia, Italia, Alemania o España. Globalmente, primero se tratará a 400 pacientes en estado grave y después, a 600 menos graves.

Los tres centros españoles que participarán en el ensayo son: el Hospital Universitario de La Paz (Madrid), el Hospital Universitario Clinic (Barcelona) y el Hospital de Cruces (Barakaldo).

Este antiviral, que se administra por vía intravenosa, ya se utilizó en la crisis del ébola y será puesto a prueba para medir la seguridad y eficacia del medicamento según diferentes pautas de dosificación, con el objetivo de calcular la cantidad de medicamento que es necesario para combatir al virus.

Remdesivir ha mostrado actividad in vivo e in vitro en modelos animales contra el SARS y MERS, que son causados por otros coronavirus de estructuras similares al COVID-19, lo que permite albergar esperanzas sobre su efectividad en este caso. Es más, ya se empleó para tratar al primer paciente estadounidense contagiado con resultados positivos, según recogió la publicación New England Journal of Medicine.

Si los ensayos fueran positivos, a finales del mes de abril, las autoridades reguladoras podrían dar su visto bueno.