MÉRIDA, 9 (EUROPA PRESS)

Las localidades pacenses de La Haba y Cabeza del Buey, y la cacereña de Casar de Cáceres pasarán a la fase 2 de desescalada, sin aislamiento social, ante el aumento de casos de coronavirus en los últimos días.

Una decisión que se ha tomado después de que se haya registrado en estas tres localidades extremeñas una tasa de positivos de coronavirus por encima de los 500 casos por cada 100.000 habitantes, que supone una «cifra significativa», según ha explicado el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara.

En una entrevista en Canal Extremadura Televisión, recogida por Europa Press, el presidente extremeño ha recordado que en la fase 2 de desescalada «se podía hacer caso todo, pero limitando más los aforos», ya que «estamos viendo que una parte de los casos que nos están dando positivo son consecuencia probablemente de esos mismos aforos».

En cualquier caso, Fernández Vara ha aclarado que el pase a la fase 2 de estas tres localidades no conlleva aislamiento social «con lo que la gente va a poder circular libremente», y se realizará «durante el tiempo necesario que garantizar que el número de casos no aumenta de manera descontrolada».

Let’s block ads! (Why?)